viernes, 12 de octubre de 2007

Algo raro está pasando...

Algo raro está pasando ahora que Septiembre y Octubre se convirtieron en los meses de lluvia y Miami amanece inundado con un sol tímido y un calor húmedo que te come los huesos. Para empezar, el tirano Fidel Castro escribe de viernes en viernes unas Alzeheimer- Reflexiones por lo ajenas que son en analizar la realidad de su país, el mismo país del que no quiere retirarse de la Presidencia; y tal parece que el dictador en su convalescencia post-operatoria, fue poseído de algún cargo mundial que le permite reflexionar sobre la situación internacional meticulosamente y olvidarse que tiene el patio de la casa lleno de escombros, ruinas y hierba muy crecida. Y es que Fidel Castro se me parece cada vez más a un personaje de película de terror, de esos que matan y rematan en la escena final y en el reenganche, -o sea en la segunda, tercera y mil partes más- resurge vivito y coleando como quien mira llover; y ya saben que lo digo por las muchas veces que hemos celebrado su muerte y el muy hijo de mala madre nos paga apareciendo en pantalla cuando estamos en medio de la resaca. Y lo más gracioso, es que enseguida nos conectamos al televisor y aunque nos pasamos todo el tiempo buscando señales que nos prueben que el Diablo está muy mal al borde de la Pelona, seguimos hipnotizados con su figura, para bien o para mal. Ya hasta estoy creyendo aquella afirmación que hizo hace unos años de que viviría 120 más. Horror!

Y vuelvo con mi seguidilla de que algo raro está pasando porque mi abuela está en las mismas condiciones allá en la Habana, con 90 años en las costillas y negada a morirse, estuvo internada en terapia intensiva con un infarto cerebral y casi una sepsis en un pulmón. Nos despedimos de ella, -los que están dentro y los que estamos fuera- pero mi abuela renació de su cama de hospital como aquella ave bíblica y está en la casa bajo el cuidado de mi madre, comiendo como un estibador de puerto, haciendo sus interminables cuentos de siempre sobre la clandestinidad y la lucha revolucionaria, cuidando sus matas en la terraza, reconociéndonos a todos cuando llamamos y recordando, con una memoria precisa, la fecha de cumpleaños de cada miembro de la familia. Igual me alegro por ella por querer aferrarse a la vida porque eso me advierte de lo fuerte que son nuestros genes familiares.

Para seguir conversando con mis sospechas de que algo raro está pasando, vuelvo a las noticias, y recuerdo que el discurso Raúl Castro el 26 de julio pasado en Camaguey fue demasiado crítico, más bien diría que muy lejos de la tónica oficial de loas y celebraciones sobre los logros de la Revolución Cubana a los cuales estamos acostumbrados en estos 50 años. Criticó la situación del país reconociendo que los salarios son bajos y que el principio socialista de distribución sobre la base del aporte personal a la sociedad no funciona -50 años y el derrumbe socialista de Europa necesito el hermano del Fulano para reconocer el error del engendro socialista criollo-, pero no apro ahí, siguió con fuertes críticas al estado de la agricultura y para colmo hasta habló de la posibilidad de cambios estructurales y de conceptos dentro de la Revolución. Según me cuentan, desde ese día no se habla de más nada en la Isla y las especulaciones de lo que está sucediendo en las reuniones a puertas cerradas de los militantes del Partido -entiéndase comunista que es el único Partido permitido- donde siguen discutiendo el dichoso discurso, van de casa en casa y de barrio en barrio, haciendo temer a todos los cubanos de "a pie" -como gustan decirles en el exilio- de que andan cocinando una nueva variante del socialismo criollo, algunos hasta afirman que estará más remendada que la última versión del Coma-Andante cuando inició aquella batalla de rectificación de errores.

De cualquier manera, sigo diciendo que algo raro está pasando ahora que a Carlos Varela le ha dado por dedicarle públicamente canciones a los peloteros Kendry Morales y el Duque Hernández, y hasta se atrevió a hablar de libertad diciendo: "La libertad de los seres humanos nunca puede ser a medias. La libertad es única, y se tiene o no se tiene. Porque si sólo es a media entonces no se tiene verdaderamente", dejando a todos en su concierto de Santa Clara con el miedo reflejado en la cara por el temor de que el espíritu del Che saliera del vagón descarrilado del tren para regañar al trovador irreverente, porque esos comentarios dentro de la Isla se perdonaban en la Casa del Joven Creador o en la Casa de la Música, pero nunca en un concierto multitudinario y mucho menos en Santa Clara, una de nuestras heroicas ciudades.

Y precisamente hablando de ciudades heroicas vuelvo a repetir que algo raro está pasando porque hace unos días en Santiago de Cuba cerca de 300 jóvenes universitarios se tiraron a la calle a protestar por la decisión de separar a las mujeres de los hombres en las becas (para los no cubanos, entiéndase internados) y que al final, lo que comenzó como una protesta contra la mala decisión de la Rectora de la Universidad, la Dra. Zaida Valdés Estrada, terminó en una manifestación enfurecida protestando por todas las carencias económicas de la Universidad: mala alimentación, escasez de agua en los dormitorios y falta de iluminación. Pero la cosa no paró ahí, los estudiantes enfurecidos comenzaron a golpear el carro de la Rectora y al día siguiente se lanzaron a las calles otra vez pero con carteles y consignas pidiendo más apertura en la Universidad, y precisamente en Cuba la palabra "apertura" es considerada mala palabra por lo que todo terminó con un "pase obligatorio" para los estudiantes que al regresar de sus casas, se encontraron con los "segurosos" invandiendo el lugar y la mayoría de los problemas resueltos como por arte de magia, incluso la comida aseguran que ahora es mejor que en los hoteles, pero -siempre hay un pero en cada historia-, también se encontraron con fuertes rumores de expulsión y acusaciones en tribunales para los estudiantes ¿malas cabezas? que incitaron a las masas y en Cuba cuando el río suena con rumores, seguro que las piedras que trae caen sobre alguien. Dicho y hecho, la semana pasada el recinto universitario se tiró a la calle en una "masiva marcha combatiente" presidida por el Primer Secretario del Partido en Santiago de Cuba Misael Enamorado para confirmar que la Universidad seguía fiel a los ideales revolucionarios y segura estoy, que este 'fervor revolucionario espontáneo" es sólo el principio del fin de la rebelión estudiantil santiaguera, aunque mi seguridad confieso, no es 100% segura -y no me importan las redundancias- porque como vengo repitiendo desde el principio en esta conversación esquinera, algo raro está pasando y debe ser por el fenómeno de la Niña que cuentan por ahí que este año nos trae un invierno bien caliente y seguro que ya la noticia tiene a todos muy nerviosos en Palacio, haciendo cábalas detrás de la Raspadura al pie del monumento del Apóstol. Y si no me creen, esperen a ver que pasa porque como dice mi jefe: se verán "errores" y yo sé que algo raro está pasando... digo yo.

lunes, 24 de septiembre de 2007

Mi padre y yo, o El cuento de la garza y la cigueña

Dedicado a mi amiga Deyánira que me exigió escribir porque extraña mis conversaciones de esquina...
Mi padre se murió sin conocer a su única nieta y Miami. No es que mi padre estuviera muy interesado en conocer Miami, pero es que su única nieta nació y vive en esta ciudad. Y siempre tuve la esperanza que quizás mi padre conocería Miami cuando viniera a conocer a su única nieta, pero mi padre se murió sin mostrar nunca el más mínimo interés en venir a Miami porque mi padre era comunista, y aunque nos amaba con locura y estaba loco por conocer a su única nieta, Miami era para él la cueva de los contrarevolucionarios, así que mi padre se murió con la esperanza de que algún día yo regresaría a la Habana con mi hija de la mano, para que él pudiera conocer a su única nieta. Pero yo tampoco mostré nunca mucho interés en regresar a un país que no me aceptaba, ni tampoco me deja entrar llamándome traidora, sólo porque un día me fui al no resisitir más aquel régimen de ahogo. Así que mi padre se murió un buen día intentando construir el socialismo o el comunismo, ya ni sé bien que cosa es lo que pretende el gobierno tiránico de Fidel Castro construir en Cuba, y yo me quedé desolada cargando la culpa de que él nunca conoció a su única nieta. Y cada vez que lo pienso, recuerdo aquella fábula de la garza y la cigueña donde ninguna de las dos cedía para ir a ver a la otra con quién estaba peleada.

Ahora mi madre está sola en Cuba cuidando de mi abuela enferma, y a veces pienso si debo seguir en la posición de la cigueña, sin querer regresar a un país donde su régimen dice que yo no le pertenezco -a pesar de que es mi país natal- y donde ocurren diariamente tantos atropellos a los derechos humanos. Quizás debía ceder y regresar con mi hija de la mano para que conozca a su abuela y bisabuela, y también a toda la multitud de tíos, primos y parientes que dejé en la Habana; para que conozca también donde está enterrado su abuelo al que no pudo conocer personalmente -de paso yo también sé donde está enterrado mi padre-; y además para que sepa que Cuba no es la Atlántida, aquel país de leyendas tan lejano como el Paraíso, sino una isla real, repleta de cubanos como sus padres y de donde vienen todas esas canciones que les cantamos y bailamos, todos esos sabores que diariamente intentamos reproducir en cada comida, todas aquellas palabras que repetimos sólo para que no nos entierre el olvido, en fin para que sepa que no vinimos de la nada, sino que tenemos raíces bien fuertes en algún lugar de este mundo, diferente a esta mezcla de nostalgias, recuerdos y controversias que es Miami, su ciudad natal. Pero no sé si deba regresar a Cuba y me debato diaramente en la indecisión porque sucede que mi madre tampoco está muy interesada en conocer Miami, ni siquiera aceptó la idea de sacar el pasaporte para que yo le pidiera una cita en la Oficina de Intereses en la Habana y solicitara una visita a los Estados Unidos. Mi madre también es comunista, aunque es más pragmática que mi padre y entiende mejor la posición de aquellos que están opuestos al régimen de Castro. Será que es mujer, y las mujeres cubanas -dentro de la Isla- llevan sobre sí la carga diaria de no dejar naufragar la barca de Noé en que se han convertido los hogares cubanos. Mi madre siempre me escuchó mis reproches, mis quejas y mis desvelados descontentos contra la Revolución, trató de convencerme de que me quedara en Cuba y una vez que salí, intentó por todos los medios y argumentos que me quedara en cualquier parte de este mundo, menos ir a recalar a Miami, porque mi madre también piensa que Miami es la cueva de los contrarevolucionarios, aunque nunca, a diferencia de mi padre, me lo dijo abiertamente.
A veces me enfurezco -realmente debía usar otra palabra mucho más fuerte- y le echo la culpa a la Revolución Cubana de mis contradicciones, es una manera de purgar todo esta lejanía que sufro desde que salí de la Habana y que trato de disimular adaptándome y construyendo una nueva vida, una nueva familia y un nuevo hogar, sin darme oportunidad ni tiempo a llorar nostalgias. Entonces le hablo a la Revolución Cubana como si fuera esa puta sucia que nos traicionó y además, nos contagió de una enfermedad vénerea incurable, porque realmente nos traicionó. Y no solamente a mí que fui criada para formar parte de su vanguardia y hoy camino llena de contradicciones entre varias generaciones de cubanos en el exilio tratando de encontrar un lugar propio y luchando contra los prejuicios e intolerancias de una generación que abandonó Cuba en los años 60, y nos ve a nosotros, los nacidos dentro de la Revolución, como bichos rojos enfermos de socialismo. Sino que la Revolución Cubana, esa puta sucia, también traicionó a mi padre que le entregó su vida y al cuál obligó a renunciar a su hija, aunque él nunca se doblegó a esas peticiones y murió enfrentando a todos aquellos que osaron criticarlo; también traicionó a mi madre que desde los 9 años le sirvió como una adolescente enamorada entregándole años, alma y corazón, y además, traicionó a mi abuela que luchó en la clandestinidad del Movimiento 26 de Julio y hasta hoy, a sus 90 años, cree fervientemente que Fidel Castro es Cristo reencarnado en la Tierra aunque tenga que comprar los productos diarios para vivir con los dólares y los euros que les envían sus nietas para que siga sobreviviendo dentro de la Revolución que idolatra.
Disculpen, me desvié un poco de mi idea inicial y es contarles si finalmente rompo con mis contradicciones y decido, si debo seguir atrincherada como la cigueña de la fábula, sin ceder en mi negativa de regresar a Cuba, mi isla añorada, y seguir esperando a que un día mi madre se decida, entregue el carnet del Partido Comunista, saque su pasaporte y venga a conocer a su nieta, y de paso para que conozca esta ciudad, la cueva de los contrarrevolucionarios, y se dé cuenta que no es tan mala como la pintan, que es sólo una ciudad llena de cubanos que diariamente luchan por vivir dignamente en libertad y sacar adelante a su familia, tal y como hubiéramos querido haberlo hecho allá, en Cubita la Bella y que aquel tirano, no nos dejó. O simplemente debo ceder, y regresar de visita a mi querida Isla con mi hija de la mano. No sé, mientras tanto sigo rezando para que aquél dictador acabe de joderse y morirse, y quizás los de allá y los de aquí, muerto el perro se nos acaba la rabia, y empecemos a sanar heridas y repartir perdones -y de paso perdonarnos nosotros mismos nuestras contradicciones- para unirnos nuevamente como un sólo pueblo, que pueda pensar libremente, sin miedos, ni tiranías que nos obliguen a desterrarnos de alma y cuerpo... digo yo.
Mañana conversaremos de la última aparición del Coma-Andante hablando de cualquier cosa menos de la realidad de su pueblo...

viernes, 7 de septiembre de 2007

Eliana la telenovela miamense del momento

En el 2000 salí de la Habana en medio de las protestas y las marchas multitudinarias exigiendo que devolvieran a Elián el niño balsero, y entré a Miami en el centro de una violenta protesta general por retener a Elián en los Estados Unidos, lo demás es historia que ahora se repite en menor escala, siete años después. Otra vez Miami y el exilio cubano andan revueltos por la batalla judicial por la custodia de otra niña cubana. La pequeña de cuatro años, y de la cuál no revelan el nombre por motivos de seguridad, pero a la que todos llaman Eliana, está en el centro de las noticias por el juicio que desde una semana se lleva a cabo en un tribunal de familia de Miami, enfrentando al padre de la menor, Rafael Izquierdo, -quién viajó desde Cuba para el juicio y que según él es un campesino cubano que cultiva malangas y cría puercos en Cabaiguan-, contra los padres adoptivos Joe Cubas y su esposa María, un conocido agente de varios peloteros cubanos, y a quién la madre de la niña, Elena Pérez dio en adopción temporal después que el Departamento de Niños y Familias de la Florida la declarara incapacitada mentalmente por intentar suicidarse en diciembre del 2005, agobiada por problemas económicos y una depresión profunda. El caso comenzó en secreto hace varios meses atrás, pero ahora inunda la primera plana de las noticias, y es seguido capítulo por capítulo, como si fuera una novela por entregas de cualquier periódico local o una telenovela de moda.
En tan sólo una semana el caso se ha enredado bastante y les cuento, primero fueron las duras declaraciones del medio hermano de la niña, un adolescente de 13 años que sí fue adoptado oficialmente por la familia Cubas a petición de su madre Elena. El niño alegó que su madre los maltrataba física y verbalmente, contó detalles de fuertes momentos de violencia doméstica en su casa donde abundaban las palizas por nigún motivo, los halones de pelo, los palos, los golpes y las nalgadas. Incluso, llegó a narrar con pelos y señales lo sucedido el día que su madre intentó suicidarse frente a ellos. Y para concluir esa jornada, su madre Elena Pérez declaró que todo eran mentiras exageradas y hasta leyó un poema pidiéndole perdón a sus hijos. Fue una jornada muy emotiva repleta de lágrimas.
Después, vinieron dos días completos interrogando a la madre de la niña, quien sorpresivamente soltó una bomba al declarar que no eran verdaderas las cartas entregadas como evidencia, y que fueron supuestamente enviadas por el padre probando que había comunicación e interés por su hija. Como también, según Perez, son falsas las fotos de la niña montando bicicleta, mas bien no corresponden a la fecha que dice la carta que fueron enviadas. Estas revelaciones, por supuesto que dieron mas cuerpo al escándalo telenovelero, y desencadenaron acusaciones de perjurio, fraude, fabricación y manipulación de evidencias contra Rafael Izquierdo el padre de la niña, y sus abogados.
Pero el asunto no termina ahí, porque se sazona con los antecedentes de los dos abogados que representan al padre de la niña y que le fueron recomendados-muy amablemente- por la Oficina de Intereses cubana en Washington, cuando el guajiro pidió ayuda para viajar a Miami y recuperar a su hija. Los dos personajes en cuestión son Ira Kurzban, un célebre abogado quién es especialista en inmigración y tiene nexos conocidos con gobiernos izquierdistas en Haití y Nicaragua, ytambién -y esto en Miami es peligroso- con el gobierno de Fidel Castro; y su esposa la abogada Magda Davis Montiel, detestada por la comunidad cubana miamense por aquel beso que le dio al tirano Castro hace muchos años comentándole que lo admiraba como a un maestro. No tengo que decir que con menos que eso, era suficiente para que los cubanos de Miami tuvieran sospechas de conspiración desde la Habana con este caso y acusaran al gobierno comunista de la Isla de orquestar otra farsa politica con niño incluido para repetir la historia de Elián.
Pero la telenovela de Eliana se complica aún mas, cuando después fueron presentados los informes de los dos terapeutas que analizaron a la niña en sus encuentros semanales supervisados con su padre biológico, y que por supuesto, se contradicen. Mientras uno afirma que la relación entre el padre y la hija es cada vez mas agradable y marcha viento en popa; el otro asegura drásticamente lo contrario, llegando a afirmar que la niña un día se negó incluso a salir de la casa de sus padres adoptivos para encontrarse con su padre.
¿Creyeron que la cosa termina aquí? De eso nada, detrás del telón están las declaraciones constantes a la prensa de la familia Cubas, repletas de fuertes mensajes contra los padres de la niña. Y para rematar, anoche en el programa "A Mano Limpia", del Canal 41 de Miami, fue invitada Elena Perez la madre de la pequeña, quien muy conmovida, y a insistencia del presentador Oscar Haza, pidió ayuda material a la comunidad para recuperar la custodia de sus dos hijos. O sea, que ahora surgió la posibilidad de que la niña no vaya a Cuba con su padre, ni se quede en Coral Gables con su familia adoptiva, sino que si la comunidad coopera y le dona a Elena Perez todo lo necesario para proporcionarle a sus dos hijos un bienestar económico seguro, esta luchará para recuperarlos.
En fin, que al parecer habrá telenovela para rato y en el medio de todo, está la comunidad cubana de esta ciudad - tan polémica con estos asuntos,- a la espera de ver hasta donde llegará este circo judicial, para ver si es necesario convocar a todas las fuerzas políticas del exilio para que asalten las calles miamenses pidiendo que dejen a Eliana en suelo norteamericano. Sólo que esta vez los cubanos son mas cautelosos en la protesta, porque la herida de Elián todavía duele cuando llueve y cuando celebran el cumpleaños del Tiranosaurio Castro en la Isla y sale el alguna vez balserito cubano Elián sonriente cantándole "Feliz cumpleaños" al Comediante en Jefe.
Por lo pronto, yo pienso que la niña debe estar con sus padres biológicos, cualquiera de los dos que tenga la estabilidad mental para criarla en un ambiente sano, pero no quiero especular sobre un final para esta telenovela, mientras tanto seguimos atentos y pegados diariamente a cada capítulo de nuestra telenovela del verano Eliana, que promete ponerse mas interesante... digo yo

lunes, 27 de agosto de 2007

Rumores y reapariciones...

A pedido insistente de una colega, reaparezco en mi blog al igual que reapareció este domingo el casimuerto Comandante en Jefe con una de sus tantas "reflexiones" de autoría fantasmal, en este caso reflexionó sobre el centenario del natalicio del líder ortodoxo cubano Eduardo R. Chibás, y analiza los acontecimientos ocurridos en Cuba en 1951, después del suicidio de éste y el posterior golpe de estado de Fulgencio Batista, en 1952. Parece que al añejo Comandante le esta doliendo la conciencia con Eduardo R. Chibás y sus fieles seguidores ortodoxos a los cuales durante estos casi cincuenta años de -mala- Revolución ha traicionado muchas veces. La reflexión del dictador llega casualmente, o más bien, a propósito de su tan rumoreada muerte que convulsionó -y movilizó- al exilio miamense el pasado viernes. Los rumores fueron tan fuertes que varias televisoras locales tuvieron que desmentirlo inmediatamente esa tarde de viernes, aunque ya hacía rato, buena parte del exilio de Miami estaba celebrando la supuesta muerte del dictado. Pero no sólo los noticieros locales en Miami y algunos programas de temas politícos en la radio y televisión, desmintieron la tan esperada noticia, el más lacayo discípulo del tirano Castro, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se vió obligado a declarar este sábado que no "seguirá desmintiendo a diario rumores sobre la salud del líder cubano Fidel Castro", ¿se cansó Chávez o simplemente no puede desmentir más una mentira insostenible? También el pasado jueves el "brillante" canciller cubano Felipe Pérez Roque, salió presuroso a desmentir en Brasil los rumores sobre el empeoramiento de la salud del tirano Castro, y hasta aseguró en sus frases hechas y contrahechas, que el viejo dictador es muy disciplinado en su proceso de recuperación. Todas estas "declaraciones" son hechas casi tres meses después de que el mundo se cansó de ver las últimas imágenes del senil "guía de la Revolución Cubana", y realmente es muy sospechoso que desde hace casi tres meses no veamos en vivo y a todo color alguna imagen del "señor líder cubano", ni siquiera alguna tan rídicula como aquella de él marchando vestido de "mono deportivo" como "muñequito drogado ruso", o la última donde divaga -bien perdido- en sus reflexiones morfinescas frente a un periodista cubano babeado y sonriente (si está aburrido y todavía le queda buen humor, puede sorprenderse con el video íntegro en el sitio oficial del periódico cubano Granma, apúrese antes de sea propiedad de algún museo cubano). Justamente estas últimas imágenes nos dejaron la saga "real maravillosa" de esas "Reflexiones del Comandante" que supuestamente confirman la presencia viva -o más bien la naturaleza muerta- del dictador Castro a través de esas "fantásticas" o "fantasiosas" columnas editoriales publicadas con su firma en el susodichoso periódico oficial cubano. Lo más curioso, es que en esta última reflexión sobre Chibás, al igual que en las dos anteriores, el senil Comandante no desmiente los rumores sobre su posible muerte, ni siquiera bromea con el asunto al estilo de sus famosos -y retóricos- discursos sobre las calumnias del Imperio y la mafia de Miami que siempre lo dan por muerto -dice él-, aunque según sus férreos seguidores, las reflexiones de por sí, desmienten indirectamente la noticia de su muerte, y alegan por ejemplo, que esta última está escrita en primera persona (como todas las demás diría yo), y comienza haciendo alusión a un texto histórico que dijo haber leído en el diario oficial Granma el pasado viernes, eso, dicen sus seguidores, es una prueba irrefutable de que el viejo tirano está vivo. Creánme que no sé si reírme o llorar con esta lógica simplista de los fidelistas, porque todos los que tenemos "más de dos dedos de frente" sabemos bien que un artículo editorial en Cuba, puede firmarlo cualquiera, y por lo que ando viendo últimamente, hasta el mismísimo Comandante en Jefe muerto, y que además, eso no prueba la vitalidad de alguien, y al contrario pudiera reafirmar que el tirano de marras, al igual que el dictador de "El otoño del patriarca" pudiera estar muerto hace mucho tiempo, sólo que no se ha hecho público... Yo mientras tanto, después de la preocupación inicial que me trae la buena noticia de su muerte -mi madre y mi abuela todavía viven en Cuba- por las represalias en la Isla que pueda traer tamaño acontecimiento, al igual que casi todo el exilio cubano lo celebro bien "celebrao", y en este caso lo estoy celebrando desde el miércoles pasado, por si las moscas es verdad, así que quien quiera que venga y me quite lo bailao, digo yo.

martes, 12 de junio de 2007

Encadenados a Fidel Castro

El martes pasado llegué a mi casa, encendí el televisor y casi muero del susto. En todos los canales hispanos -locales y nacionales- hablaba Fidel Castro Ruz en una entrevista que le hiciera uno de los "perros periodistas" del momento. Miré por el balcón de la casa, para cerciorarme que era real, que no vería al frente la lechería ni la bodega haciendo esquina, con los habituales vecinos "matando el tiempo" por si llega algo nuevo de la "libreta". Incluso hasta sentí el olor del café mezclado con chícharo, recién colado por mi madre, y creí escuchar la voz de mi padre comentando con mi abuela, alguna frase del "Comandante". Me froté los ojos y la nariz, hice el clásico gesto del pellizco en el antebrazo, y nada, era real. Fidel Castro Ruz hablaba "encadenado" en todos los canales hispanos de Miami que hacían cobertura total con la noticia, en tiempo real con los canales cubanos. No me quedó más remedio que sumarme a la fascinación por el dictador que tenemos todos los cubanos -los de dentro y los de fuera-, y que nos hace vivir al pendiente de sus palabras, sus apariciones -y despariciones-, sus enfermedades, su familia, su trabajo, sus decisiones, sus leyes... en fin, que nos hace vivir "encadenados" a su existencia. Hasta a los más acérrimos detractores del tirano que viven analizando y sopesando cada acto y palabra de Fidel Castro Ruz, haciendo cábalas, pronósticos, ecuaciones, predicciones, sobre la próxima hecatombe nacional o sobre la salud del Comandante, o lo que es peor sobre el tiempo físico que le queda, alimentando así la esperanza de que la libertad de Cuba "ya viene llegando". Para mí, que nací y me crié con la Revolución Cubana, estar al tanto de Fidel Castro era lo normal dentro de la Isla. Cada acto, decisión o idea venía avalada por su imagen, y todos nos movíamos en multitud, uniformemente, gracias a su "mandato divino". Era lo normal dentro de una sociedad dominada por el poder absoluto del omnipresente, omnividente y omnipotente Comandante, pero de ahí a seguir viviendo "encadenados" al dictador en la lejanía de 90 millas (son más) en Miami, ya era más que exagerado. No obstante, no podía quitar los ojos y los oídos de la pantalla del televisor, aunque por momentos no entendía los susurros del Comandante que me obligaban a alzar el volumen del televisor al máximo, me insultara con sus divagaciones que me recordaron a mi abuela de 90 años, que habla bajito, incoherente y se molesta cuando la interrumpen, y además, me diera cuenta que una vez más, Fidel Castro hacía uso de las estadísticas sin importancia para confundir al "cubano de a pie" que vive ajeno al acontecer real mundial, en una burbuja de desinformación y mala información manipulada por el régimen castrista, y por eso cualquier cosa que diga el Comandante, por muy banal que sea, es ley, "porque lo dijo el Comandante" y además, al día siguiente estará avalado por el periódico Granma y la emisora Radio Reloj, suficiente para ser verdad absoluta sobre la Tierra. Otra de sus tácticas conocidas y que por supuesto uso, es hablar de un país determinado que sirva de consuelo a la miseria diaria que sufre el cubano, sus comparaciones van de lo sublime a lo rídiculo, eso significa que lo mismo somos comparados con Haití y Suiza (sus preferidos), o con Nicaragua y España, pero siempre las más impactantes son las comparaciones contra el Imperio, como la que gusta repetir de que en los Estados Unidos existe la discriminación racial y pone ejemplos típicos de los años 60, para que nuestros negros cubanos agradezcan la dicha de vivir en el paraíso socialista. Esta vez en su "reflexión presidencial" le tocó el turno a Viet Nam, aprovechando la reciente visita a Cuba del secretario general del Partido Comunista de Viet Nam, Nong Duc Manh, quien tuvo un "efusivo" encuentro con Fidel Castro, donde no paró de abrazarlo y besuquearlo hasta la saciedad. Apoyándose en José Martí con sus escritos sobre los anamitas publicados en "La Edad de Oro" sazonado con datos demográficos y económicos del país, el Comandante pasó revista a la cultura milenaria y al heroismo del pueblo vietnamita, olvidándose de actualizar los del país que supuestamente dirige "apoyando" su mano sobre la de su sucesor Raúl Castro, para "guiarlo" por los intrincados caminos del Socialismo que el Comandante conoce bien. Atormentados con cuantas personas tienen agua potable en Viet Nam (me imagino que muchas más que en Cuba), o con cuantas tienen excelentes condiciones sanitarias (deben ser también muchas más que en Cuba), o si pasó mucho calor en su visita al "país amigo" (seguro fue mucho menos que el calor diario que sufre un cubano con un ventilador inventado encerrado en una barbacoa sin ventanas), el Comandante papel en mano, nos tuvo siguiendo con atención la lectura de su búsqueda de datos, sin regalarnos siquiera su "humilde apreciación" de la situación económico-social de Cuba. Casi al finalizar, nos regaló una sorpresa: su salud ya no era un "secreto de Estado", me imagino que lo hizo para facilitarnos la carga de adivinar en cada noticia desde Cuba, si el Comandante se moría o finalmente cumplía su promesa de vivir 120 años. Después de la "agradable" noticia de que su salud mejoraba, y que era además, de conocimiento público, finalizó la "Conversación con el Comandante en Jefe", donde dejó bien claro que los acechantes peligros a su salud continuaban pero que había Comandante para rato, y que se está haciendo lo que debe hacerse (retórica frase para decir que tiene a un regimiento de médicos, enfermeras, especialistas, chacales y guatacones buscando los medios necesarios, posibles e imposibles, para que el Comandante viva mil años más), al parecer enfatizó el comentario para que ningún miembro de "la mafia de Miami" se haga ilusiones de que morirá muy pronto. Igualmente, nos dejó claro que con esa "conversación" comenzaba una nueva modalidad en las aburridas Mesas Redondas, fase que bautizó como "mesitas redondas" donde él reflexionará en voz alta (mas bien en susurros) de lo que se le venga en gana, que puede ser desde su salud haciendo uso de sus extensos conocimientos clínicos, hasta de la salud de cualquier país que nos haga olvidar el sufrimiento del propio, con datos que fácilmente podemos obtener en la Internet, pero que un cubano "de adentro" no consigue. En fin que nos amenazó con mantenernos "encadenados" porque descubrió que había abundante material de que hablar (más bien monologar) en ese espacio que hacía suyo (como si ya no lo fuera como es todo en aquella su finca llamada Cuba). Por supuesto, que no pudieron faltar los insertados planos al entrevistador, que sonreía "a lo vietnamita" complaciente y emocionado, que exclamaba admirado ante cada frase del Comandante y que además, no osaba ni contradecir, ni insinuar que no se oía un carajo de lo que hablaba Fidel Castro. Cuando finalmente el Comandande nos hizo el favor de desaparecer de nuestras pantallas, sentí tristeza sobre todo por mi madre, que sigue allá en la Isla, aferrada a un ídolo que hace muchos años perdió el rumbo y que ahora está perdiendo la salud, aunque todos lo nieguen, porque nunca como esa noche tuve tan presente la sensación de escuchar a mi abuela de 90 años que insiste en mantenerse viva sólo para llevarnos la contraria, tal y como ella pregona. Sentí verguenza por ese hombre, que se aferra a la imagen del líder internacional que fue hace 30 años, sigue usando las mismas tácticas que no engañan a nadie, el mismo discurso gastado y atemporal, las mismas artimañas para desviar la atención de los problemas reales que aquejan a los cubanos y sentí la soledad del poder absoluto, el miedo a ser traicionado a manos de sus propios lacayos, la necesidad de sentirse poderoso, fuerte y en pie de lucha y comprendí que Fidel Castro Ruz ya no nos engaña porque ahora emplea sus tácticas y tiempo en engañarse a sí mismo que todo está bien y que hay "caballo" para muchos años más. Sentí verguenza y tristeza, y miré una vez más por mi balcón al cielo y le pedí a Dios que le hiciera el favor de llevárselo para que no siguiera haciendo el ridículo aquí en la tierra, y haciéndonos tanto daño a los cubanos de adentro y fuera, que seguimos "encadenados" a las palabras y decisiones de un octogenario que habla en susurros, frases incoherentes, ideas incompletas y que hace mucho tiempo perdió la capacidad de vivir... digo yo.

miércoles, 6 de junio de 2007

Controversia entre Dr. Carlos Eire y Matt Lauer

Una amiga me envía esta carta que le envió a su vez, el Dr. Carlos Eire al presentador Matt Lauer de "Today Show" del canal NBC con motivo de la siguiente noticia que recorrió rápidamente el mundo y que por supuesto, escandalizó al exilio cubano de Miami:
¿Dónde está Matt Lauer?
El conductor de ‘Today’ presentará el show desde Cuba
04 de junio de 2007
NUEVA YORK (AP).— Matt Lauer y el programa Today de NBC transmitirán en vivo desde Cuba mañana martes para reportar sobre el clima político y económico de la nación caribeña.
Aunque Lauer viaja frecuentemente para cubrir sucesos alrededor del mundo, tomó 18 meses arreglar su visita a Cuba, a escasas 90 millas de Estados Unidos, dijo Jim Bell, el productor ejecutivo del noticiero, quien habría usado sus conocimientos de español en las negociaciones.
"Siempre es oportuno ir a Cuba, donde siempre hay noticias", indicó Bell. "Estar allá es una noticia de por sí". No se anticipa que NBC entreviste al debilitado líder cubano Fidel Castro, quien por problemas de salud no ha aparecido en público en 10 meses, o a su hermano Raúl, quien ha estado al frente del país, dijo Bell.
Además de examinar el futuro político de la isla, Today planea producir reportes sobre el impacto que el embargo estadounidense ha tenido sobre ambas naciones.
Les recomiendo que lean la carta del Dr. Eire que está realmente exquisita y que además apoyo 100%... porque para mi es indignante como todavía algunos sectores de la prensa norteamericana diseccionan el cadáver de la situación ecnómico-político cubana para "vender" a una audiencia ignorante de la realidad cubana, sólo aquellas partes que entienden resultaran folklóricamente interesantes y que además, aumentaran sus índices de audiencias sin aburrir a un público acostumbrado a seguir noticias rojas y amarillas exageradamente sensancionalistas, y que evita aquellas imágenes que les recuerden que son vecinos de otras realidades tercer mundistas a las cuáles sólo acceden en acelerados y económicos paquetes turísticos que maquillan la miseria, la violencia, los gobiernos corruptos, las prostitutas, los gobiernos totalitarios, los barrios indigentes, etc, etc, etc, etc con paisajes idílicos de residuos arquitectónicos coloniales y paseos ecológicos. Así que les recomiendo lean la carta del Dr. Eire y si pueden, se la hagan llegar a sus amigos. Aquí les va... digo yo.
The following is a letter sent to the Today Show's Matt Lauer, written by Dr. Carlos Eire, Yale University's Riggs Professor of History and Religious Studies:

Dear Mr. Lauer:
I have never written to a television progam before.
I just learned that the Today Show will be broadcasting from Cuba this week. I’m writing to urge you to seize the day. Please use your presence in Cuba to move forward the cause of openness in that island nation. Perhaps you can help the Cuban people gain some of the freedoms they have not enjoyed since 1952, when Fulgencio Batista seized power.
Compared to any Cuban on the island, other than those who run it, you have immense, almost limitless power. You have the chance to say whatever you want, because you are a visiting American journalist. This means that while you are in Cuba you will be one of the most powerful men in that island nation. Perhaps even more powerful than Fidel or Raul. Think of that.
As you know, Cuba is still a relic of the Cold War, and a closed society, with a Gulag reminiscent of Stalin’s. Cuban authorities continue to insist that their repressive regime and their bankrupt economy can be blamed directly on the United States, its embargo, and the threat posed by the two million Cubans in exile, whose hostility to the Revolution is intense.
The truth is that the so-called Revolution has betrayed the Cuban people and enslaved them.
Please look past the official rhetoric while you are there, and past the tobacco factories, old cars, and wonderful music. Please invite dissenting voices on your program. They will be risking their lives and their well being, but are more than willing to let the world know how repressive the Revolutionary regime is, and how pervasive are its violations of the Universal Declaration of Human Rights.
Here are the names of some individuals you should interview. They have already paid dearly for trying to exercise the rights we Americans take for granted. They will bravely endure reprisals, simply for the sake of telling the truth. All of them want greater openness in Cuba. None of them care about “left” or “right,” “conservative” or “liberal” as we lucky Americans tend to do. This transcends our petty politics. They simply want more voices to be heard in Cuba than are presently allowed. And they want change. Many of them can also bear witness to the human rights abuses that plague that nation, and through their witness perhaps bring world attention to the plight of the Cuban people. Above all, you should try to feature the Ladies in White, a group of women who march down Fifth Avenue in Miramar every Sunday, to protest the incarceration of their husbands, brothers, and fathers. Last year they were awarded the Sakharov Prize:
Oswaldo Payá: www.oswaldopaya.orgElisa Gonzales Padrón (Lady in White)Laura Pollán (Lady in White)Miriam Leiva (Lady in White)Berta Soler (Lady in White)Loida Valdes (Lady in White)Julia Nuñez (Lady in White)Aini Martín Valero: ainimv@yahoo.com (Journalist)Dr. Darsi Ferrer darsiferrer@yahoo.comLiannis Meriño Aguilera (Journalist)Aini Martín Valero (Journalist)
I append below a brief list of some of the ordinary things denied to Cubans. I noticed on one website that your show is going to highlight some of the freedoms Cubans enjoy. I hope you also highlight the freedoms they are denied.
Perhaps your presence in Cuba will help turn things around for the better.
Any questions, please let me know....
All the best as you set out for one of the loveliest and saddest places on earth.
Carlos M. N. EireT. Lawrason Riggs Professor of History and Religious StudiesChair, Renaissance Studies ProgramYale UniversityAuthor, Waiting for Snow in Havana, Winner 2003 National Book Award, nonfiction

Continue reading below the fold to find 32 things that Cubans cant do.

Thirty-two Things Cubans Can’t Do
Travel abroad without government permission.
Travel abroad with spouses and/or children. (Except for select government officials).
Change jobs without government permission.
Change residence without government permission.
Publish any piece of writing without government permission.Own a computer without government permission.
Access the Internet without government permission (the Internet is closely monitored and controlled by the government. Only 1.67% of the population has access to the Internet).
Send their children to a private or religious school. (All schools are government run).
Attend religious instruction of any sort without penalties: Adults can be dismissed from their jobs; children are banned from any schooling past the age of 16. Join any international associations, except as a government or Communist Party official.
Watch independent or private radio or TV stations (all TV and radio stations are owned and run by the government). Cubans illegally watch/listen to foreign broadcasts.
Read books, magazines or newspapers, unless approved/published by the government (all books, magazines and newspapers are published by the government).
Receive publications from abroad or from visitors (punishable by jail terms under Law 88).
Communicate freely with foreign journalists.
Visit or stay in tourist hotels, restaurants, beaches, and resorts (these are off-limits to Cubans).
Accept gifts or gratuities from visiting foreigners.
Seek employment with foreign companies on the island, unless approved by the government.
Own businesses, unless they are very small and approved by the government and subjected to crushing taxes.
Earn more than the government-controlled pay rate for all jobs: 17 dollars per month for most jobs, 34 dollars per month for professionals, such as physicians and top government officials.
Sell any personal belongings, services, home grown food products or home made handicrafts without government approval.
Engage in offshore fishing or gain access to a boat without government permission.
Join an independent labor union (there is only one, government controlled labor union and no individual or collective bargaining is allowed; neither are strikes or protests).
Organize any sports teams or activities, or artistic performances without government approval.
Claim any prize money, or proceeds from performances abroad.
Choose a physician or hospital. Both are assigned by the government.
Seek medical care outside of Cuba.
Retain a lawyer, unless approved by the government.
Refuse to participate in mass rallies and demonstrations organized by Cuba’s Communist Party.
Refuse “volunteer” labor assignments for adults and children.
Refuse to vote in one-party, one-candidate elections.
Run for public office unless hand-picked by Cuba’s Communist Party.
Criticize these repressive laws, or the Castro regime, or the Cuban Communist Party, the only party allowed in Cuba.

viernes, 18 de mayo de 2007

Entre Castro, Tina y Frida

Es increíble hasta donde llega la censura y la manipulación del régimen de Fidel Castro para aparecer como los Inmaculados Santos del Partido Comunista Mundial y la Revolución Cubana bastión del Socialismo Mundial, ... en fin que conoceremos horrores.

Frida Khalo y Tina Modotti
Tania Díaz Castro
LA HABANA, mayo (www.cubanet.org)
El otro día, por simple curiosidad, le pregunté por teléfono a un amigo, comunista de vieja guardia, por qué durante las primeras décadas del régimen castrista, casi nada se mencionaban en Cuba a Frida Kahlo (1907-1954); y a Tina Modotti (1896-1942), dos de las mujeres más importantes del siglo pasado, no sólo por sus actividades artísticas, sino también por su militancia en el movimiento comunista de la época.Mi amigo Manolo Corrales y González, nada sorprendido, y como si en vez de 90 tuviera 20 años, me respondió rápidamente, pero con voz apagada, que por aquellos años era mucho lo que se hacía, eran otros los intereses. Fue para reírse.Tanto Frida, célebre pintora mexicana casada con Diego Rivera, como Tina, famosa fotógrafa italiana, modelo del mencionado muralista y amante de Julio Antonio Mella, fueron quemadas en la hoguera de la inquisición marxista-leninista cubana en los años cincuenta y silenciadas también en los primeros tiempos del castrismo más ortodoxo.En Ciudad México, sobre todo durante los años veinte, ciertas historias amorosas, consideradas turbulentas, no inspiraron mucha gracia a los comunistas de Moscú, México y La Habana. Máxime si Frida y Tina eran miembros activos en sus respectivos partidos.En primer lugar, Frida y Tina eran mujeres libres. Libres en el buen sentido de la palabra. Gustaban no sólo de bailar entre ellas con amigas, sino también de amarse según los impulsos del corazón. Pero tal vez lo peor, por lo que resultaron marginadas, fue por sus amoríos con personajes políticos como León Trotski, y sobre todo con el líder estudiantil y fundador del primer Partido Comunista cubano, Julio Antonio Mella.Eso no lo perdonaron en Cuba los puros en el poder y devotos de Stalin, a partir de 1959. Nada importaba que Mella haya sido el fundador de aquel partido.Es de destacar que el asesino de Trotski residió en La Habana a su salida de la prisión mexicana, y que ya desde antes los viejos comunistas querían ocultar que Mella, casado y con una hija, había tenido amores públicamente en México con una mujer que se dejaba fotografiar desnuda.Los homenajes, la divulgación de pinturas valoradas en millones de dólares, las fotografías y biografías distribuidas en ferias anuales del libro de estas dos bellas mujeres de arrolladora personalidad, vendrían mucho después, cuando poco a poco comenzó a abrirse la caja de Pandora.Tanto se ha abierto, y es bueno decirlo, que hasta el periódico Granma divulgó en días pasados el homenaje que acaba de hacerle a Frida el famoso fotógrafo estadounidense Spencer Tunick, al seleccionar cien bellas mujeres, entre 25 y 35 años, para fotografiarlas como Dios las trajo al mundo en la ex morada de Frida y Diego, la Casa Azul de Coyoacán, como un regalo a la famosa creadora mexicana en el centenario de su nacimiento.

Que tire la primera piedra quién esté libre de pecados... y precisamente Fidel Castro Ruz no es la persona más apropiada para dar ejemplos de moralidad en el mundo, un hombre que durante 47 años guardó como "secreto de Estado" su vida personal, no porque temiera por la vida de los suyos según ha dicho varias veces, o porque su vida personal no era importante a los ojos de "la gran obra de la Revolución Cubana", sencillamente porque es un simple mortal lleno de trapos muy sucios, y a Fidel Castro Ruz siempre le gustó alimentar el aura de misticismo e inmortalidad inmaculada que creó alrededor de su figura de líder... son múltiples las pruebas de sus "fugaces romances" con mujeres bellas e inteligentes, desde la periodista norteamericana Barbara Walters hasta dirigentes revolucionarias de las cuales ni se comenta, pasando por Naty Revuelta y Celia Sánchez, hasta el descubrimiento hace unos años de su matrimonio con Dalia Soto del Valle con quién tiene 5 hijos que ya todos conocen, pero el "Comandante" es el "astro sol" y al sol no le gusta que le destaquen las manchas, como todos sabemos... Precisamente Fidel Castro siempre persiguió y discriminó a los homosexuales pero su hermano Raúl Castro lleva el estigma de alegaciones de homosexualismo; los miembros del Partido Comunista que engañaban a sus esposas eran castigados fuertemente dentro del núcleo de militantes, (ojo, no apoyo la infidelidad en la pareja) y el señor Comandante es conocido por sus infidelidades, la más comentada y documentada es la relación que mantuvo durante años con Naty Revuelta con quién tuvo a su hija Alina Fernández, historia que ella misma se encargó de publicar en su libro autobiográfico donde confirma que la relación comenzó cuando estaba casado con Mirtha Díaz Balart su primera esposa; igualmente el "Comandante" ha perseguido a los religiosos de todo tipo, negándoles hasta la militancia en el único Partido de la isla pero el señor fue criado y "crecido" en el catolicismo, incluso se casó por la iglesia con Mirtha y además, hay muchos testimonios de practicantes de religiones afrocubanas que aseguran que Fidel Castro es un iniciado en los ritos de la santería, llegando incluso participar en ceremonias en Africa con sacerdotes nigerianos que le han hecho trabajos para su salud y desenvolvimiento en el poder; en fin que son muchas y muchas las pruebas de que el tirano Castro mantiene una doble moral desde hace más de 47 años, porque sus prácticas inmorales comenzaron casi desde la niñez y ya se le han hecho costumbre, pero igual su politíca es que el pueblo haga lo que él dice y no lo que él hace. Así que celebro que entre las pocas cosas buenas que van surgiendo en Cuba, una de ellas sea rescatar a Frida Khalo y Tina Modotti, porque prefiero una Frida y una Tina a millones de Fidel Castro, aunque me lo regalen envuelto en papel celofán como diría mi madre... y también digo yo.

Premio a nuestro opositores cubanos

Cada vez más nuestros disidentes se destacan en su labor de mostrarle al mundo la dura y terrible realidad de Cuba, la verdadera, no la que quiere el tirano Fidel Castro y su gobierno de incondicionales corruptos que creamos... aquí les va una buena noticia que premia ese trabajo de nuestros opositores en Cuba... Felicidades!

Premio a director de la revista Disidente Universal
LA HABANA, 17 de mayo (Miriam Leiva / www.cubanet.org)
La distinción Luis A. Ferré fue otorgada el 17 de mayo al señor Ángel W. Padilla, director de la revista Disidente Universal, por el Alcalde de San Juan, Sr. Jorge Santini, debido a su destacada y continua labor de años a favor del desarrollo de la cultura y la información.Se trata de un importante reconocimiento a muchos años de desinteresados esfuerzos por difundir la realidad cubana. Fundada en 1986 por los cubanos Ángel W. Padilla, Ricardo García Negrín y Marcos C. Albalá, Disidente Universal, editada en Puerto Rico, ha sido una revista con amplia demanda dentro de Cuba.Los disidentes hemos encontrado un espacio para dar a conocer nuestras ideas desde épocas muy tempranas, cuando los opositores abiertos en Cuba podían contarse con los dedos de las manos. Los prisioneros políticos y de conciencia han ocupado un lugar relevante en las páginas de la revista. Las Damas de Blanco cuentan con la consideración de los editores, y un espacio propio.Figuras cubanas del exilio de gran prestigio han publicado en las páginas de Disidente. Actualmente, la publicación cuenta con muchos corresponsales en el mundo. Asimismo, los modestos aportes personales de los fundadores y simpatizantes se han incrementado gracias al concurso de patrocinadores locales e internacionales, aunque continúa operando con pocos recursos.Los cubanos, durante muchos años, hemos recibido la solidaridad y el estímulo de Ángel W. Padilla, José Vilasuso, Evelio Yero, Otto Poland, César Padilla, Milton Portes, Zoraida Quince, María Rivadulla y los demás miembros del entusiasta colectivo que diligentemente confecciona y distribuye la revista.

Sobran los comentarios... digo yo.

miércoles, 16 de mayo de 2007

Dos noticias desde Cuba

Ante todo quisiera disculparme por perderme de este espacio durante tantos días, pero al parecer ando en una etapa de transcisión con muchos cambios en mi casa... pero bueno, aquí estoy y me doy nuevamente la bienvenida... hoy en la mañana leí una noticia sobre la creación en Cuba de un Consejo de Relatores de los Derechos Humanos fundado por un grupo de disidentes, y pienso que que es un buen paso para que el mundo siga conociendo las atrocidades a los Derechos Humanos que esconde el régimen cubano detrás de la brillante imagen turística de paraíso caribeño... aquí les va la noticia...

Publicado el martes 15 de mayo del 2007
Disidentes fundan Consejo de Relatores de Derechos Humanos
Agence France Press
LA HABANA
Un grupo de disidentes fundó ayer en La Habana un Consejo de Relatores de los Derechos Humanos para monitorear las violaciones de los mismos en Cuba y luchar por la libertad de los presos políticos, afirmaron sus dirigentes.
''Vamos a trabajar para fortalecer la disidencia interna, para monitorear y denunciar todas las violaciones de los derechos humanos que se cometan en Cuba'', aseguró el abogado Juan Carlos González.
González, también presidente de la Fundación Cubana de los Derechos Humanos, indicó que con ese objetivo se están ''fortaleciendo las estructuras y creando comisiones y relatores en todo el país'', y reforzando ``la prensa independiente''.
Margarito Broche, uno de los 75 disidentes encarcelados en el 2003, condenado a 25 años y excarcelado por razones de salud, fue electo presidente del Consejo.
''Vamos a trabajar por la libertad de los presos políticos, por una amnistía general para todos los presos políticos y de conciencia, y por el respeto de los derechos humamos en Cuba'', precisó.
La creación del Consejo, ilegal al igual que todos los grupos disidentes, coincidió con un juicio simbólico en La Habana contra el gobierno de Estados Unidos y el militante anticastrista Luis Posada Carriles, a quien Cuba le imputa la voladura de un avión en 1976, una serie de atentados con bombas en hoteles en 1997 y planes para asesinar a Fidel Castro.
''Desconocemos lo que hizo Posada Carriles'', respondió Broche a una pregunta de la prensa, y dijo que los disidentes no dan crédito a las imputaciones oficiales cubanas. ''Estamos totalmente en contra de cualquier acto violento y de cualquier acto que vaya contra la vida de los seres humanos'', añadió González.
Acerca del financiamiento del nuevo consejo, explicó que tendrá la contribución de sus miembros, pero que cuenta con apoyo de ''hermanos del exilio''. ''No tenemos ningún complejo de recibir ayuda de nadie siempre que sea desinteresada y no se cuestionen nuestros principios'', añadió.
También fue electo como directivo Jorge Luis Pérez (Antúnez), recién excarcelado tras cumplir sus 17 años de condena. ''El presidio político en Cuba está atravesando por una situación muy crítica'', aseguró el opositor, quien aseguró que continuará la ``lucha no violenta a favor de los derechos humanos y de la libertad''.


Y para comenzar a apoyar la labor de estos cubanos que le declaran la guerra al gobierno de Fidel Castro en sus propias narices los dejo con un testimonio de Juan Carlos Herrera Acosta quien cumple una injusta condena de 20 años en una cárcel cubana...

DESDE LA CARCEL / Se me perdió la llave
Juan Carlos Herrera Acosta fue condenado a 20 años de privación de libertad durante la ola represiva de marzo del 2003.
PRISIÓN KILO 8, Camagüey - Mayo (Juan Carlos Herrera Acosta /www.cubanet.org) - La policía cubana ha instaurado en la prisión Kilo 8, de Camagüey, un régimen especial conocido como “Se me perdió la llave”.Los reclusos padecen hambre, falta de atención médica y medicamentos, y reciben tan sólo 1000 calorías diarias. Sin embargo, en los primeros días de mayo comenzaron a premiar a los mejores reclusos de cada destacamento con comidas llamadas especiales: carne de res, arroz blanco, chatinos y aperitivos.Según los directivos, esta cena esta dirigida a los alumnos destacados en el programa de instrucción escolar, que no es más que adoctrinamiento y desinformación inducida. Sin embargo, también son premiados los colaboradores de los cuerpos represivos dentro de la prisión, quienes están autorizados a golpear y portar objetos punzantes para reprimir todo descontento, y actuando con total impunidad. Ellos forman bandas paramilitares y son beneficiados con visitas y pabellones conyugales.El programa de instrucción escolar es una farsa y los profesores entregan las respuestas de los exámenes a los penados.Un solo recluso, de los 80 que componen cada destacamento, es beneficiado con esta cena especial los fines de semana.

Realmente es indignante que en el siglo XXI en un país se premie con un plato de comida a personas por reprimir y golpear a otros, y mucho más indignante al saber que ese país es Cuba, la supuesta real democracia de América latina y que según Fidel Castro, es el modelo ideológico y social a seguir en el mundo entero. Nunca he entedido las razones que llevan a la violencia y tampoco creo que alguna causa por muy justa que sea, amerite reprimir y abusar de otras personas... un día le dije a mi padre que un gobierno que use el terror como instrumento de gobernacion y además, de represión, no es un buen gobierno y por tanto, creía que la Revolución que me enseñaron a amar y respetar, no era una Revolución justa y noble, demás está decir que mi padre enfureció y me dijo que no aceptaba esos comentarios de su propia hija, le respondí que su intolerancia me confirmaba que la ideología que seguía no era buena, porque un padre no va contra su propia hija amparado en sus creencias e ideas, sino que acepta las diferencias y convive con todos tolerandolas... a veces siento mucho que mi padre haya muerto sin conocer la otra verdad de la Revolución Cubana, esa verdad que diariamente publicamos, escuchamos y vemos en este exilio, quizás hubiera variado unos cuantos grados su ciega verdad absoluta sobre el régimen que sirvió y ayudó a mantener durante más de 40 años... quizás no, quizás hubiera seguido más aferrado a sus ideas, no sé, a veces pienso que aunque mi padre hubiera visto toda la verdad con sus propios ojos, quizás hubiera seguido aferrado al comunismo simplemente por compromiso y orgullo propio, algo así como que admitir que estaba equivocado, era decir que su vida, su trabajo y su lealtad durante tantos años, no sirvieron para nada... digo yo.

martes, 24 de abril de 2007

¿Clemencia del verdugo?

Las noticias corrieron de boca en boca, de periódico en periódico y por toda la Internet...

Excarcelado Luis García Pérez "Antúnez"
HOLGUÍN, Cuba - 23 de abril (Luis Felipe Rojas Rosabal / www.cubanet.org) - El prisionero político Jorge Luis García Pérez "Antúnez" fue puesto en libertad en las primeras horas de la mañana del domingo 22 de abril de 2007.
Oficiales de la Seguridad del Estado se personaron en la vivienda de Antúnez para que sus familiares fueran a la Prisión de Jóvenes de Villa Clara, conocida como el "Pre Tensado", ubicada en la ciudad de Santa Clara, lugar escogido por los militares para liberarlo.
García Pérez declaró que necesitaba caminar y que se sentía incómodo dentro de los autos, razón por lo cual entró en Placetas, su pueblo, caminando.
El legendario disidente extinguió una condena de 17 años de cárcel por su actitud contestataria. Es considerado un símbolo de la resistencia pacífica a favor de los derechos humanos, en aras de lo cual fundó en prisión el Presidio Político "Pedro Luis Boitel", y allí escribió el libro Boitel vive, una denuncia de los horrores del sistema carcelario de la isla, situación que Antúnez conoció muy bien, pues fue víctima de numerosas palizas en su peregrinación por los centros penitenciarios de mayor rigor del país.
Como resultado de la larga condena, su salud se encuentra seriamente quebrantada.


... además...

Seis opositores cubanos fueron liberados tras casi dos años de prisión
Martes 24 de Abril de 2007 13:56 AFPLA HABANA.- Al menos seis opositores cubanos fueron liberados hoy tras permanecer en prisión casi dos años, condenados bajo cargos de "desorden público", "peligrosidad" o "desacato", informaron fuentes de la disidencia.Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) -ilegal pero tolerada por el gobierno-, informó de la excarcelación de Manuel Pérez Soria (55), Lázaro Alonso Román (32) y Emilio Leyva (42).En tanto, la Coordinadora Nacional de Presos y ex Presos Políticos -también ilegal- confirmó la liberación de Pérez, Alonso y Leyva, y añadió en la lista a otros tres opositores: Duylián Ramírez, Elio Chávez y José Díaz Silva.Apenas salió de prisión, Alonso se reunió con Pérez Soria en la vivienda de éste en La Habana. Leyva habría salido de una cárcel de Pinar del Río y aún no llega a la capital, según las fuentes.Los tres forman parte de un grupo de detenidos en julio de 2005 en un acto por el hundimiento del remolcador "13 de marzo", un viejo barco que secuestraron decenas de personas el 13 de julio de 1994, que querían emigrar de manera forzosa, y que el gobierno asegura fue accidental, mientras la oposición dice que ocurrió de manera provocada.Por su parte, Ramírez, miembro del ilegal Partido Pro Derechos Humanos, cumplía una condena de tres años por "peligrosidad" desde mayo de 2005; Chávez, del Movimiento Liberal Demócrata, también fue detenido ese año y condenado a tres por desacato; y Díaz Silva estaba preso desde 2004 por "peligrosidad".Estas liberaciones ocurren dos día después de que Jorge Luis García Pérez, conocido como "Antúnez", saliera de la prisión de Villa Clara, tras estar encarcelado 17 años y 37 días, bajo los cargos de "propaganda enemiga oral", "intento de sabotaje" y "desacato" al jefe de Estado, según la oposición."Antúnez", de 42 años, fue detenido el 15 de marzo de 1990 en Placetas, provincia de Villa Clara, cuando expresó abiertamente en público su oposición al gobierno de Fidel Castro.El gobierno cubano sostiene que en Cuba no hay presos políticos, sino sólo detenidos por ser "mercenarios" financiados por Estados Unidos o que "han intentado subvertir el orden" o "cometido actos de terrorismo".


... y algunos andan mezclando la recuperación de Fidel Castro con la liberación de Antúnez y los otros presos políticos, como si el dictador con la "mejoría" hubiera tenido un ataque de clemencia, y realmente los que afirman esto no conocen a Fidel Castro o simplemente no conocen siquiera, la historia de Jorge Luis García Pérez "Antúnez" al que muchos llaman "el Mandela cubano"... yo tampoco conocía a Antúnez hasta que llegué a la "capital del exilio" y empecé a descubrir la cara oculta de la Revolución Cubana, esa cara horrible llena de injusticias, fusilamientos, atropellos, masacres y prisioneros políticos, pero mi desconocimiento no me ha hecho afirmar que la enfermedad ha vuelto al verdugo de Castro más misericordioso y clemente porque si realmente Castro fuera tan misericordioso hubiera liberado a Antúnez hace mucho tiempo, cuando se alzó por primera vez la voz de su hermana Berta pidiendo clemencia para él, o desde que la opinión pública criticó los años de cárcel que pesan sobre Antúnez, o simplemente lo hubiera liberado el 15 de marzo pasado cuando cumplió los 17 años de su condena, y no hubiera alargado su sufrimiento casi un mes haciéndole creer a todos que con la enfermedad se le olvidó Antúnez en un rincón penitenciario de alguna cárcel cubana. Así que aquellos que cacarean la clemencia del tirano, les cuento también para que se enteren, que los secuaces del régimen condenaron en la última semana a dos disidentes más, uno el abogado Rolando Jiménez Posada, quien fue condenado a 12 años bajo cargos de revelación de secretos y desacato, y al que no sólo le hicieron un "juicio secreto" sino que además, le negaron el derecho a la autodefensa... derecho que ejerció precisamente el tirano Castro cuando fue condenado por el ataque del Cuartel Moncada, y a todos los que fuimos pioneros cubanos siempre nos hacían recordar una y otra vez estudiando el alegato que Fidel Castro autotituló "La Historia me absolverá"y que fue su autodefensa, pero seguro que todos aquellos que asocian la liberación de Antúnez con la mejoría-clemencia del tirano, ahora alegaran que mejoría no significa buena memoria y que cualquier anciano tiene su Alzeheimer, de cualquier manera me alegra que Antúnez al fin esté libre y aplaudo sus declaraciones del lunes cuando afirmó que continuará con su actividad disidente, mis respetos para el "Mandela Cubano" y que Dios le dé fuerzas y salud para que siga molestando a Fidel Castro en su "mejoría"... digo yo.

lunes, 23 de abril de 2007

Lecturas del sábado

Mi marido me critica porque acumulo los periódicos de la semana amontonados unos sobre otros, sobre la mesa o el freezer, pero es que tengo una mala costumbre: diariamente en las mañanas, leo las noticias del día de pie en la cocina con una taza con café con leche antes de salir a trabajar. Después el sábado o el domingo me gusta sentarme en el sofá frente al televisor encendido y con el bulto de periódicos, a leer tranquilamente los artículos de opinión y los reportajes de la semana. Me encanta leer esos artículos y enfurecerme desaprobándolos o complacida concordar con cualquier opinión del periodista. Esos momentos de lectura siempre me recuerdan a mi casa del Cerro y a mis padres. La imagen de mi padre sentado en su sillón preferido de la sala frente al televisor encendido y leyendo (ajeno al mundo a su alrededor que seguía girando) unos cuantos periódicos acumulados sobre sus piernas cruzadas, donde el primero siempre, invariablemente, era el Granma de escuálidas 6 páginas. Esa imagen me confirma que la costumbre la heredé de mi padre. Entonces escucho la voz de mi madre regañándome medio en broma, cada vez que me veía protestar molesta por algún artículo publicado en el Granma: "Niña, si sigues molestándote así, te vamos a tener que prohibir el periódico"... es que definitivamente el Granma es como para que te prohiban leer el periódico... digo yo... Hice esta divagación de añoranza porque este sábado mientras leía "El Nuevo Herald" del viernes, me tropecé con dos artículos en la última página que me encantaron, aquí les va el primero y es de mi buen amigo Nestor Díaz de Villegas que anduvo hace poco por Miami y no tuvimos tiempo de chismear...

Publicado el viernes 20 de abril del 2007
Las muertes de los otros
NESTOR DIAZ DE VILLEGAS
Al final de la proyección, en el cine de Pasadena donde fui a verla, el público aplaudió La vida de los otros, ganadora del Oscar al mejor filme extranjero del 2006. Salí a la calle satisfecho de comprobar que el tema del totalitarismo de izquierda lograba por fin imponerse en la imaginación de los norteamericanos. ¿Se habrían sensibilizado con las desgracias de ''los otros''? ¿Y cómo lo habrían logrado los alemanes? ¿Qué técnicas, qué trucos cinematográficos se hacían necesarios para provocar un estallido de aplausos en solidaridad con las víctimas del terror socialista?
Afuera me encontré con un amigo cineasta, y le participé mi asombro. ¿Cambiaban los tiempos? Mientras tomábamos un café en Starbucks, volvimos sobre el tema: ''Nada de eso'', me corrigió, en tono confidencial. ``Cuando la policía política instala micrófonos en el apartamento de un poeta disidente para espiarlo, los americanos se sienten aludidos, se ven a sí mismos, y por eso aplauden''.
¡No podía ser! ''Así es'', insistió. Es más, mi amigo estaba convencido de que la única razón (''Bueno, no la única, pero es una razón de peso'') por la que La vida de los otros ganó el Oscar a la mejor película extranjera, es que la Academia había hecho una lectura local, incluso provinciana, del tema del terror. Los miembros de la Academia habían visto en ese filme anticomunista una parábola del Patriot Act.
Bueno, los americanos son terriblemente narcisistas, y vivimos, después de todo, en un enclave del liberalismo. No es para asombrarse. Le recordé el viejo adagio: ''Washington es el Hollywood de los feos'', mientras él me aconsejaba que fuera más cuidadoso con mi terminología: ¿liberalismo? Me recordó que el nombre oficial de ese estado policiaco que tan bien retrata La vida de los otros, era, nada menos, que la República ''Democrática'' Alemana. ¿Estaba confundiendo la democracia con los demócratas, la gimnasia con la magnesia?
Me fui a casa dándole vueltas a esos retruécanos, y no pasó mucho tiempo antes de que se me presentaran otros más siniestros. Los periódicos comenzaban a comparar el Muro de Berlín con la valla de la frontera mexico-americana. Ultimamente, esa demarcación había dejado de ser un simple límite geográfico para convertirse en un muro, en ''el Muro''. Y aunque no había comparación posible, se insistía en compararlos, ¡y en igualarlos!
Todo el tenebroso universo ''orwelliano'', concebido por el gran escritor inglés como una crítica de la dictadura soviética a partir de su desengaño con el estalinismo, había sido confiscado por Hollywood, y reimaginado como un ataque a la sociedad postindustrial. Ya 1984 no sería más la profecía del soviet que nos acecha a la vuelta de la Historia, sino la metáfora de un maccarthismo avant la lettre. Hasta Guantánamo había dejado de ser el campo minado donde durante más de cuatro décadas miles de fugitivos perdieron las vidas intentando escapar de una dictadura. Los ideólogos gringos se las habían agenciado para transformarlo, valiéndose de un truco de prestidigitadores, en el cliché de ''su'' imaginaria dictadura republicana, y en sinónimo de una tortura que escamoteaba, necesariamente, la tortura de ``los otros''.
La próxima vez que nos encontramos en el cine, mi amigo y yo quedamos en ser más cautos, más exigentes, y en resistirnos a las apropiaciones históricas. A las expropiaciones, me corrigió mi amigo: ``Expropiaciones. Los bienes malversados son las vidas de los otros. O si lo prefieres, las muertes de los otros''.


... Siento mucho no haber visto todavía la película pero por las críticas que he leído sobre ella creo que es una película que sufriré por la cantidad de recuerdos que me traerá de los servicios de espionaje sobre "la vida de los otros" que gustaban y gustan "jugar" en Cuba... el otro es un artículo del hijo de Fructuoso Rodríguez y les confieso que lo leí varias veces porque estaba reacia a admitir semejante historia, primero lo leí sorprendida por todo lo que cuenta y luego lo leí emocionada por todo el dolor que encuerra, pero es que todavía me sorprenden los oscuros entresijos de la Revolución Cubana, esas oscuras y enredadas historias que pocos conocen y que denuncian la suciedad de un régimen totalitario y de doble moral que llevamos sufriendo hace casi 50 años. Me sorprenden porque nací y crecí en una burbuja roja dentro de una familia comunista que siempre me recordaba que vivíamos en el paraíso terrenal (después de la URSS por supuesto) y mi mente infantil no podía concebir que en ese paraíso terrenal se gestaran conspiraciones semejantes porque según mi familia: los comunistas eran seres perfectos y puros, incapaces de una mancha en su organismo y mucho menos de sangre... Recuerdo la masacre de Humboldt 7 no sólo por las fotos de los libros de texto de historia de la escuela, (una de las fotos era impresionante y mostraba la escalera del edificio con el rastro de sangre de los cuerpos arrastrados) sino también porque un día picada por la curiosida visité el edificio... resulta que tengo una amiga que vive en el edificio de Infanta y 23, cercano al Humboldt 7 y una de esas tardes que andábamos regresando de la calle y con bastante tiempo libre, decidimos entrar y leímos la placa, miramos desde la misma ventana por la que se lanzó Fructuoso Rodríguez hacia el pasillo lateral del edificio y recuerdo que el edificio era como una tumba silenciosa, se sentía como una opresión en las sienes y un silencio tan molesto que asustaba... también recuerdo esa masacre por los cuentos de mi abuela, ella gustaba hablar de todas las barbaridades que cometió Esteban Ventura quien para ella fue el diablo personificado y la historia de la masacre de Humboldt 7 era para ella una de las cosas más horribles que hiciera Ventura y que mi abuela gustaba de reproducir una y otra vez para confirmar que Ventura era el hombre más malo que parió mujer alguna... saliendo del paréntesis de añoranzas, quiero darle gracias a Osvaldo Fructuoso Rodríguez por este artículo que una vez más saca a la luz las mentiras y artimañas de la Revolución Cubana, mis respetos para él y para su padre (un mártir de verdad y no uno de esos "martirizados" que Fidel Castro impone para mantener ocupado al cubano de la isla con hazañas ajenas al hambre diaria), también mi más sentido pésame para Osvaldo Fructuoso y ojalá que un día en nuestra Cuba se haga justicia verdadera por tantos horrores, lo más que siento es que mi padre, un comunista de verdad, no haya leído este artículo antes de morir para que empezara a quitarse poco a poco la venda... aquí les va el artículo...

Publicado el viernes 20 de abril del 2007
Humboldt 7 y el hombre que delató a mi padre
OSVALDO FRUCTUOSO RODRIGUEZ
OSVALDO FRUCTUOSO RODRIGUEZ
Si de algo puedo sentirme orgulloso es de mi padre. Mi padre era Fructuoso Rodríguez, un líder estudiantil asesinado a la edad de 23 años junto a sus compañeros José Machado, Juan Pedro Carbó Serviá y Joe Westbrook. Todos murieron en el hecho conocido como la masacre de Humboldt 7, provocada por una delación.
Los cuatro habían encontrado refugio en esa dirección tras participar en los acontecimientos del 13 de marzo de 1957. Mi padre acompañó al líder estudiantil José Antonio Echeverría a la toma de la emisora Radio Reloj para anunciar el presunto magnicidio del dictador. De la acción armada del Palacio Presidencial pudieron escapar con vida Machado, Westbrook y Carbó Serviá. Apenas unas semanas después la policía batistiana perpetró la masacre.
Extraña palabra esa. Masacre. No llegas a comprenderla hasta que incluye a un familiar, a un amigo, a un conocido. Más extraña aún cuando tú aún no has nacido y la víctima es tu padre.
La delación se efectuó en un apartamento secreto de la policía de Fulgencio Batista en La Habana. El estudiante comunista Marcos Rodríguez, alias Marquitos, fue el delator. El operativo fue ejecutado el 20 de abril de 1957 a las 5:55 p.m. por el coronel Esteban Ventura Novo y sus hombres. Semanas después Marcos Rodríguez inició un extravagante periplo latinoamericano sufragado por la Cancillería cubana. El periplo concluyó en México.
En aquella época Joaquín Ordoqui, uno de los principales dirigentes del Partido Socialista Popular (PSP), y su mujer Edith García Buchaca, vivían exiliados en México y recibían un sueldo de la CIA que oscilaba entre $2,000 y $3,000 mensuales. Teté Casuso y Teresa Proenza, cubanas radicadas en México y con amplias relaciones en el mundo diplomático, les hacían llegar el dinero. El propósito era que los Ordoqui informaran de las interioridades del PSP y de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores (la central sindical mexicana, controlada por el PRI). El elevado tren de vida de Ordoqui le permitía mantener dos y tres amantes a la vez en la capital mexicana.
Los Ordoqui recibieron a Marcos Rodríguez y le ofrecieron cobijo, alimento y amistad. Marcos vivió y compartió estrechamente con el matrimonio.
Edith García Buchaca, casada en primeras nupcias con Carlos Rafael Rodríguez, con quien tuvo dos hijas --Anabelle y Dania--, supo sacar buen provecho de sus matrimonios en la alta jerarquía comunista y logró que al triunfo de la revolución, en 1959, se le nombrara como Presidenta del Consejo Nacional de Cultura. Desde esta posición, a su vez, ella concedió una beca para completar estudios culturales en Praga a Marcos Rodríguez. El funcionario encargado de gestionar la beca fue Alfredo Guevara Valdés, fundador del Instituto de Cine (ICAIC).
Un poco antes de esas gestiones, en la primera semana del triunfo revolucionario, mi madre, Marta Jiménez, le pidió a Camilo Cienfuegos entrevistarse con Alfaro, uno de los asesinos de mi padre y que acababa de ser capturado por las patrullas rebeldes. En esa entrevista, mamá le mostró más de 100 fotos de carné de diversas personas, entre las cuales estaba una foto de Marquitos. Alfaro lo identificó sin titubear como el delator. De inmediato mamá le pidió a Camilo que suspendiera el juicio a Alfaro y se detuviera a Marcos Rodríguez.
Camilo cursó la orden de detención y Marquitos fue arrestado. Pero por muy poco tiempo. No habían transcurrido más de seis horas cuando Osmany Cienfuegos, antiguo miembro del PSP y hermano de Camilo, liberaba al delator. Pero aún con mucha más celeridad se dio la orden de fusilar a Alfaro, sin avisar a ningún miembro del Directorio Revolucionario ''13 de Marzo'' --y en contra de la orden emitida por Camilo en Columbia, la cual Fidel Castro había aprobado.
Mi madre no cejó en sus empeños, sin embargo, y meses más tarde logró la prueba que incriminaba definitivamente a Marcos Rodríguez con la delación. El gobierno de Batista había emitido una carta secreta a través de la Cancillería cubana donde se le otorgaba a Marquitos una elevada suma de dinero para su manutención en Argentina, Costa Rica y México mientras estuviese exiliado. Dicha solicitud estaba avalada por Esteban Ventura y firmada por el canciller cubano. Ya por la fecha del descubrimiento de este documento, Joaquín Ordoqui ocupaba el cargo de viceministro primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).
Durante más de cinco años, mi madre le estuvo pisando los talones a Marquitos, hasta que después de una extensa y larga investigación logró que se le apresara y llevara de vuelta desde Praga a La Habana, donde se inició el juicio que, después de la primera vista, develó la verdad del encubrimiento del PSP en dicha delación. Quizás sin proponérselo o quizás aprovechando todo su jugo político, el mismo Fidel Castro convirtió el juicio en un proceso público televisado en 1964. El Tribunal Revolucionario No. 1 de La Habana decretó el fusilamiento de Marquitos; inmediatamente después Ordoqui fue condenado a 30 años de prisión.
¿Prisión? Bueno, su ''cárcel'' era una hermosa finca, llena de árboles frutales y animales para la alimentación de este reo de lujo, en las afueras de La Habana, y con un auto y chofer de las FAR. Y, dicho sea de paso, en compañía de Edith García Buchaca, ya destituida y no apresada gracias a la defensa y alegatos que Carlos Rafael Rodríguez hizo de ella. Le acompañaba, le podía cocinar y vivir a su gusto, y ella alternaba entre la finca y su espléndida casa en el Nuevo Vedado.
Cada cierto tiempo la señora García Buchaca viajaba a Madrid para encontrarse con su hija Anabelle, quien años más tarde sería recibida por su papá, Carlos Rafael Rodríguez, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, cuarto hombre en jerarquía, pero tercero en poder.
Fue Carlos Rafael quien autorizó y ordenó al entonces embajador cubano en España, Carlos Alfara, a través del cable cifrado CF #121145-6, a pagar la operación de la vista de su hija en la clínica Barraquer de Barcelona, los pasajes de la Buchaca y gestionar con el gobierno de Felipe González un puesto permanente para otro miembro de la familia como maestro titular en el sistema escolar español.
Anabelle en aquel entonces trabajaba bajo las órdenes del empresario español Eduardo Barreiro, quien había sido contratado por el gobierno de Fidel Castro para cambiar el funcionamiento de los motores Diesel de fabricación soviética. Todos los años el régimen cubano le pagaba a Barreiro unos $5 millones que eran depositados en su cuenta personal en la Unión de Bancos Suizos de Ginebra. Como parte de ese contrato, Barreiro se comprometió a emplear a Anabelle y pasarle $5,000 mensuales.
Actualmente Dania, la otra hija de Edith García Buchaca, es la esposa del General de Cuerpo Julio Casas Regueiro.
En enero del 2004, García Buchaca perdió a su hijo varón, ''Joaquinito'', el fruto de su idilio con Ordoqui. Al menos ese joven que conoció a su padre, pudo conversar y disfrutar con él (aunque fuese en la finca donde se encontraba ''detenido''). Y como hijo de un ``preso político'' fue becado en Alemania, estudió Germanística en la Universidad Carlos Marx de Leipzig, pudo viajar y conocer el mundo.
¡Qué extrañas vueltas da la vida!, a veces injusta, otras veces no. Nunca antes supe que algún hijo de preso político cubano estudiase en una universidad extranjera, becado por el régimen castrista. Muy por el contrario, todos fueron --y son-- vejados, marginados, despreciados, señalados de por vida, por el solo hecho de tener un padre desafecto o en el terreno contrario.
Por culpa de un delator, yo jamás pude conocer al mío.

viernes, 20 de abril de 2007

Liberación de Posada Carriles

Cuba y Miami colapsaron con la noticia de la liberación bajo fianza de Luis Posada Carriles... http://www.diariolasamericas.com/news.php?nid=27198

Venezuela y la izquierda latinoamericana, así como los simpatizantes de Castro andan también al borde del ataque de nervios. Y con Posada Carriles a mí me pasa lo mismo que con los Van Van, en esta ciudad es mejor no opinar de ninguno de los dos... como ya les he dicho nací y crecí dentro de la Revolución cubana y el nombre de Posada Carriles está invariablemente ligado a uno de los recuerdos más solemnes (por ponerle algún calificativo) que tengo de mi infancia: una noche fría de octubre de 1976 que estuve con mis padres durante horas haciendo una cola en la Plaza de la Revolución para entrar al Mausoleo donde estaban las cajas de los muertos de aquel avión de Cubana de Aviación que explotó en pleno vuelo y donde murieron 73 personas, muchos de ellos eran los jóvenes del equipo de esgrima cubano. Recuerdo las fotos en blanco y negro sobre los ataúdes, los familiares llorando calladamente sentados en sillones y las grandes coronas de flores. Pero sobre todo, recuerdo el silencio que pesaba y la furia de mis padres. Después pasaron los años y la prensa oficialista de Cuba se encargó de sacar artículos de prensa y programas completos de televisión y radio donde constantemente afirmaban que Posada Carriles era uno de los autores intelectuales del atentado terrorista contra el vuelo de Cubana de Aviación de octubre de 1976. Incluso el libro "Pusimos la bomba... ¿y qué?" de la periodista venezolana Alicia Herrera fue todo un bestseller no sólo en la Isla sino en mi casa donde todos sin excepción lo leímos por mandato divino... digo mandato paternal... y además, lo sometimos a discusión. Así poco a poco para mí, Luis Posada Carriles fue el sinónimo de la explosión de aquel vuelo de Cubana hasta que llegué a Miami y descubrí la otra versión de la historia: donde los viejos cubanos de la Calle 8 lo veneran como un héroe de la guerra anticastrista, como un cubano ejemplar y como uno de los símbolos de oposición al tirano Castro. Las dos caras de Posada Carriles empezaron a convivir conmigo entrando por momentos en contradicción entre ellas hasta que un día y después de un acalorado debate con un compañero de trabajo sobre si Posada Carriles era un terrorista o no, decidí no comentar públicamente sobre el viejo para no exacerbar los ánimos patriotas de los viejos cubanos del Versailles. Y nada, ahora que Posada Carriles vuelve a hacer noticia con su liberación bajo fianza, irremediablemente recuerdo aquella noche de octubre de 1976 y sobre todo las caras en las fotografías de los muchachos del equipo juvenil de esgrima, muy jóvenes todos para morir. Es que aunque ahora esté del otro lado del charco, no sólo en posición geográfica sino también ideológica, igual sigo pensando que ninguna causa amerita la matanza de inocentes, y aunque apoyo todo lo que ayude a destruir el gobierno de Fidel Castro, no apruebo los actos terroristas de ningún tipo que dañe a civiles vengan de donde vengan, aunque debo reconocer que igual ya no cuestiono si Posada Carriles puso su mano o no en aquellas bombas que explotaron en pleno vuelo del avión de Cubana porque como dije al principio: en Miami Posada Corrales es como los Van Van que se escuchan pero de ellos no se comentan para que nadie se moleste... digo yo.

miércoles, 18 de abril de 2007

De amigas homosexuales y "salidas del closet"

Mis amigas están juntas hace más de 6 años y viven (y más que todo sufren) un amor "secreto". Ahora que la moda es "salir del closet" a bombo y platillo para que todos comenten el asunto por más de una semana en todas las portadas, pasillos y esquinas, pues mis amigas decidieron dejar de sufrir su "amor escondido" y disfrutarlo plenamente (y publicamente), con la aprobación de su familia y amigos, dándoles además, el anuncio de su próxima boda. Envalentonadas (y planificadas) se lo fueron diciendo a sus familiares cercanos: madre, hermanas... y ocurrió el milagro, nadie se desmayó, nadie escandalizó y mucho menos, nadie cayó en depresiones profundas por el hecho de tener homosexuales en la familia... yo también ando feliz con la proclamación de la noticia porque me libera de un secreto de tantos años... Y espero que mis amigas no se ofendan por todo lo que estoy escribiendo, igual ellas me conocen y saben que las quiero demasiado aunque a veces no les conteste el teléfono o me desaparezca... las pongo de ejemplo porque me llama la atención como últimamente se hacen escándalos con la noticia de la "salida del closet" de alguien, enseguida todos comentan, y si es una celebridad inmediatamente aparecen notas de prensa, hay felicitaciones y hasta algunos amigos famosos crean grupos de apoyo enviando mensajes solidarios... Aunque no discrimino ni margino a alguien por sus preferencias sexuales, igual no me gusta hacer una fiesta porque alguien se declare abiertamente homosexual. Quizás peque de mirar todo a través del cristal que tengo frente a mis ojos y de opinar desde la silla donde me siento... o quizás sea como dice mi jefe (quien también es gay) que yo no entiendo lo que es callar un amor frente a todos... quizás debiera contarle a mi jefe que yo también he callado amores como todas las personas en este mundo, mi segundo novio era mulato y aunque mi familia es comunista y predican la igualdad social de todos, al parecer la cosa sólo llegaba a "haz lo que digo, pero no lo que hago" y mi noviazgo fue un escándalo que me vi obligada a esconder para no crear más conflictos... también puedo hacerle la historia de la relación que tuve con un hombre casado la cuál tuve que callar durante un año hasta que finalmente todo salió a la luz y pudimos publicar nuestro amor libremente... en fin, todos tenemos secretos guardados en el closet que algún día sacamos (los que finalmente lo hacemos) y no creo que por eso hagamos una fiesta pública... me parece bien que alguien asuma libremente su orientación sexual y además, se acepte (primeramente) y quiera ser aceptado, pero lo que realmente me parece mal que se cree un gran acontecimiento mediático de la noticia. Conozco muchos homosexuales que viven felices con sus parejas, tienen hijos adoptados o propios, comparten la vida a plenitud y no hacen de esto el acontecimiento del año, todos tienen sus historias detrás de miedos, prejuicios y prohibiciones, algunos la asumen como una anécdota graciosa que cuentan cuando viene el caso y otros como una historia triste, pero igual no andan proclamando a los cuatro vientos que salieron del closet y esperan además, que lleguen todos a felicitarlos por la valentía de asumirlo públicamente. Yo los admiro de la misma manera que admiro a todos los amigos que tengo: amigos de todas las sexualidades, nacionalidades y colores conocidos, que me alegra además tenerlos como amigos y les agradezco que de la misma manera que me quieren sin condiciones, me dejen quererlos a ellos sin condiciones. Creo firmemente que la sexualidad de cada cual es un asunto personal y de la misma manera que no le cuento a nadie que soy heterosexual, no me interesa que nadie me cuente que es homosexual, simplemente me interesa que me respeten por lo que soy y quiero que hagan con todos lo mismo. En fin, que quizás ahora mismo estoy firmando una sentencia de muerte entre algunos que lean este escrito o quizás hiera la sensibilidad de alguien, pero sólo quiero decirles que si van a celebrar algo, sobre todo celebren la vida (como dice también mi jefe) y amen de la manera que saben y les guste amar, porque al final de cuentas somos solamente seres humanos corrientes y ordinarios y después de la salida del closet a golpes de fanfarria, seguiremos siendo seres humanos corrientes y ordinarios... digo yo.

martes, 17 de abril de 2007

Dos noticias conmovedoras

Ayer hubo dos noticas que conmovieron Miami, la primera sobre la declaración de unidad que firmaron los opositores en Cuba... pueden leerla en el vínculo... http://www.cubaencuentro.com/es/encuentro-en-la-red/cuba/noticias/opositores-presentan-una-declaracion-de-unidad/(gnews)/1176721500

Yo también soy del criterio que la solución de Cuba debe venir de nosotros mismos, los propios cubanos, y aunque sentí mucho la decepción que sufrieron nuestros opositores por la visita del canciller español Miguel Angel Moratinos, a la vez me alegra que esta visita haya sido el empujón que faltaba para que las diferentes organizaciones opositoras en Cuba se unieran en un solo frente. Ahora falta que el exilio logre aunar criterios, ideas y proyectos, (primero entre las organizaciones de fuera), y después con las organizaciones de adentro. De cualquier manera un gran BRAVO para nuestros opositores y que Dios los bendiga y les siga dando fuerzas para la lucha...

La otra noticia es bien triste y ha recorrido el mundo en tan sólo 24 horas... http://www.jornada.unam.mx/2007/04/17/index.php?section=opinion&article=002a1edi
La matanza ocurrida ayer en Virginia Tech no sólo nos enluta y entristece, sino que reinicia el debate sobre el derecho al uso de las armas en este país. Recuerdo el espanto que experimenté cuando me enteré que ese derecho estaba contemplado en la Constitución norteamericana. Nací en un país desarmado, (claro que Fidel Castro desarmó al pueblo por motivos ajenos a la paz, más bien por miedo a un alzamiento) pero de cualquier modo, crecí en un país donde las peleas al calentarse, terminaban a piñazos o cuchilladas y machetazos cuando más. Era violento igual, pero por lo menos podías correr antes de ser alcanzado por el filo del acero y escapar con vida. De tanto vivir rodeada de "violentos desarmados", me volví con el tiempo en una pacifista acérrima (sin llegar a la ingenuidad de pensar que algún día veré el desarme mundial). Pero sí creo firmemente que los políticos que nos gobiernan pueden crear leyes que impidan la compra y posesión de armas, o por lo menos complicar los requisitos exigidos para comprar un arma hasta el punto que las vuelvan inaccesibles para la mayoría. Desde que vivo en este país me preocupa la facilidad que tiene cualquier persona en los Estados Unidos para comprar un arma de fuego (para mi gusto es demasiado fácil) y desde que soy madre, esa preocupación se ha vuelto obsesiva. Si algo de republicana quedaba en mí, ha sido destruida por la politíca agresiva de George W. Bush que en estos casi 7 años de gobierno no sólo ha exportado guerras a otros países, sino que también obvió la prorrogación de una ley dictada por Bill Clinton en 1994 que prohibía la venta de armas semiautomáticas. Reitero, no soy ingenua y sé que las armas son un buen negocio en un país que durante años ha alimentado una cultura de adoración a las armas, un país que ha sido duramente criticado y cuestionado por la violencia que vive y que constantemente nos hace blanco de la misma bombardeándonos con imágenes violentas de todo tipo. Lo que me preocupa es que esta horrible matanza de Virginia Tech sea malinterpretada y en vez de todos unir nuestros esfuerzos para luchar contra las armas que poseemos y vendemos, empecemos a incitar erroneamente un odio racial escudándonos en la nacionalidad del verdugo que provocó esta masacre y obviemos el quid de la cuestión: el derecho que nos ofrece el Imperio a poseer armas. Temo que a raíz de la matanza, otra vez vuelvan los estribillos contra el terrorismo, los inmigrantes que vinimos a este país a ser libres y luchar por una vida que nuestros países natales no nos brindaban, y una vez más seamos los culpables de los males del Imperio. Ojalá que este sangriento hecho nos haga reflexionar a todos y nos encamine a encontrar una solución que acabe de una vez con la violencia, por lo menos que la atenúe y que poco a poco, impida que cualquier mayor de 18 años norteamericano pueda comprar armas de fuego de manera tan fácil como comprar cereal... digo yo.

lunes, 16 de abril de 2007

Un poema cualquiera

Alguien susurra en mis sueños
planes absurdos para huir
La Habana zambulle en la madrugada
sus harapos de piedra
-arcilla mal cocida por el tiempo-
un ojo errante titila en la pared
cual puerta secreta contra el destino
la niña que no soy
naufraga a la deriva
sobre una frágil bolsa de caucho
soy arena de mariachis
o disfraz de bufón
perdida en una aerolínea cualquiera
las hormigas gustan de escalar mi espalda
buscando refugio a su hambre
el sol
otro aliado de las desesperaciones
y las desapariciones
seca mi obstinación de cruzar
alguien desconocidamente
extrañablemente
y socavadamente
me brinda su manos
la mano indígena que siempre asociaré con la libertad.

Yovana Martínez

Arizona, Julio-2000

jueves, 12 de abril de 2007

Conversando sobre Raúl Rivero

Después de releer el artículo de Raúl Rivero me quedé pensando en él, porque Raúl Rivero invariablemente me recuerda mi adolescencia de estudiante becada en el campo. A Raúl Rivero lo conocí a través de las lecturas de poemas que hacíamos en el Taller Literario creado por Víctor Goméz en Guira de Melena, todos éramos alumnos de las becas cercanas y nos reuníamos dos veces por semana en "algo" llamado la Brigada Cultural, una suerte de construcciones prefabricadas de techos de zinc que albergaba a los instructores de arte. Víctor Gomez era un mulato gordo que apenas cabía en su oficina repleta de manuscritos, libros, revistas y una máquina de escribir que todos nos disputábamos. En su voz conocí a Raúl Rivero el poeta y aquel clamar por Angela "... amor, hija de la gran puta, vuelve a darme tu fiebre" me suena de vez en cuando entre los recuerdos de uniforme azul, literas, baños inundados y apestosos, chícharos aguados, spam frito y zapatos negros sudados. entonces era más ilusa y romántica. Víctor Gomez nos leía a Raúl Rivero una y otra vez, y Raúl Rivero era el poeta que me abrió la puerta a la poesía cubana de su generación, una poesía entonces censurada y que yo no sabía por qué, o más bien nadie se animaba a explicarme por qué estaba censurada si sólo (decía yo) hablaba de todo lo que conocía, la realidad que me rodeaba. Un día emocionados asistimos a un recital de poesía y trova en la Casa de las Américas donde nosotros, los del uniformito azul fuimos escogidos junto a los grandes a leer nuestros poemas, (esos actos políticos-culturales que inventaba algún funcionario gris que necesitaba desesperadamente justificar sus privilegios con acciones grandilocuentes). Y a mitad de la "actividad" el milagro ocurrió, Raúl Rivero el ídolo adorado se apareció con su inmensidad, una gorrita y varios papeles, sencillamente a escuchar. Mis manos temblaban, las líneas se confundían pero logré terminar de leer mi poema y esperé, esperé horas en vano algún gesto, alguna señal que me indicara que a Raúl Rivero le gustó nuestros poemas. Los más osados se acercaron a saludarlo, yo me conformé con mirarlo insistentemente de lejos entre los grupos que conversaban y luchaban un traguito, y el sólo hecho de recordar que estuvo entre el público, silencioso y escuchando aquel reclamo de adolescente de ser una poeta famosa, me ponía a soñar miles de conversaciones que hubiera tenido con el poeta. Pasaron los años y le perdí el rastro a Raúl Rivero aunque de vez en cuando alguien comentaba del alcoholismo, de su lealtad al régimen y de sus méritos, todas conversaciones de esquina sin importancia. De pronto en los años 90 empecé a escuchar rumores, hablaban de él a escondidas, por señas o jeroglíficos sólo entendibles para los paranoicos de vigilancia, y mucho después en el exilio conocí de su labor periodística independiente, de su disidencia y de su marginación como escritor. Sufrí con su encarcelamiento, con la angustia de Blanca Reyes y luego celebré su salida de prisión y del país. Ahora Raúl Rivero vuelve a ocupar un sitial en mi altar de ídolos de papel y tinta, y persigo sus artículos, guardo sus poemas de la cárcel para que algún día sean autografiados y me gusta creer que cuando sea grande, quizás sea un poco parecida a él, por lo menos al Raúl Rivero de los últimos años... digo yo.

Un artículo de Raúl Rivero

Andaba actualizándome por "la red" porque llevaba tres días sin tiempo de leer algo más allá del Herald, (las madres trabajadoras del mundo comprenderán), y entre los tantos artículos que me insultaron, sobre todo uno dedicado a Kcho quien asegura que en Cuba no hay censura y se puede crear libremente, (bienaventurados los artistas cubanos que todavía pueden afirmar eso y dormir bien en sus camas de Cuba), no divago mas y sigo porque esa será otra conversación de esquina. Pues entre tantos artículos uno de Raúl Rivero...

Remedio santo
La salud del opositor preso Ricardo González está en manos de un desconocido que juega con su vida.
Raúl Rivero, Madrid
jueves 12 de abril de 2007 6:00:00
Alida Viso Bello, la periodista independiente cubana que solía escribir crónicas, informaciones y artículos sobre el país donde nació, lo que escribe ahora en su libreta de notas, todos los días y a toda hora, es esta pregunta que contiene una química rara entre la angustia y la objetividad: "¿Saldrá vivo Ricardo de esta cárcel?".
Se lo pregunta ella en el tiempo que vive en la duda de si lo habrán sometido o no a una operación quirúrgica (la cuarta desde su ingreso en prisión en el 2003); si la próxima semana le dejarán pasar o no los medicamentos para aliviarle de los males y los dolores; si le permitirán o no que le haga llegar algunos alimentos nobles y favorables para sus patologías.
Porque nadie sabe. Su marido, Ricardo González Alfonso, el poeta y periodista, condenado a 20 años de cárcel por escribir y publicar sus opiniones, por fundar una revista y una biblioteca, está en prisión desde hace cuatro años, y el régimen disciplinario que controla su existencia no está escrito en ningún documento. Al parecer, lo dicta el humor o la acidez estomacal, la taquicardia, las frustraciones, los miedos de alguien que tiene suficiente poder, y que en vez de jugar barajas o dominó, juega con la vida y la salud de un hombre.
Nadie sabe si lo operarán, ni cuándo. O por lo menos, no lo sabe Alida, ni David González Moreno, el hijo mayor. No tienen ninguna noticia las dos hermanas, Olga y Graciela, distantes y preocupadas en el exilio: una en Miami y la otra en Nueva York.
El derrotero de su estado de salud, las alternativas de sus tratamientos médicos, no se cumplen en atención al desarrollo de su gravedad o de su mejoría, sino a voluntad de un desconocido que se saca fechas y autorizaciones de la manga izquierda de su uniforme verde olivo, ceremonioso y tardío, como si fuera el dueño de todos los tiempos que marcan las esferas de los relojes.
Unas frases hechas que le dan amparo
En su celda del Combinado del Este, una cárcel gigante recostada a La Habana y expuesta a los truenos del Caribe, el poeta Ricardo González Alfonso, un optimista con fiebre alta, dice todavía que aun detrás de los barrotes se siente libre y que cuando no está bien es porque está mejor. Que prefiere tener las rejas por fuera que por dentro.
Son unas frases hechas que le dan amparo, como su sentido del humor y sus asombrosas lealtades. En noviembre del 2003 recibí una carta de Ricardo. Estaba a 500 kilómetros de su casa, en una celda de castigo en la prisión de Kilo 8, en la provincia de Camagüey.
"¿Te acuerdas de la foto del cumpleaños de mi hermano Tony, donde todos están de cowboy y yo de indio, con la cara pintada y todo? Aquí me siento igual, solo, de indio, indefenso, esta vez hasta sin arco y flecha, pero orgulloso, mirándolos de frente", decía en unos párrafos de amistad que le servían para hacerme llegar los primeros poemas que había escrito en prisión.
Allí hizo una huelga de hambre y después lo trasladaron unos kilómetros más cerca de su casa habanera, a la prisión de Aguica, en el centro de la provincia occidental de Matanzas.
Esta última etapa, todas la operaciones y sus avatares y secuelas, las ha sufrido en la cárcel insignia de la Isla, el Combinado a secas, como lo conoce la población cubana.
Ricardo González Alfonso tiene 57 años. Los poetas tienen, a veces, unos contactos anticipados y extraños con escenas que ya están incrustadas en algún sitio del porvenir. A mi me da miedo releer lo que escribió Ricardo en una de las crónicas ya clásicas del periodismo independiente, cuando conoció en una celda de Villa Marista al joven Lorenzo Enrique Copello Castillo, juzgado, condenado a muerte y fusilado en seis días en marzo del 2003. Su delito: tratar de desviar una lancha para viajar a Estados Unidos.
Copello Castillo pasó la última noche de su vida en la misma celda de Ricardo. El poeta escribió en septiembre esta oración: "Convivir en un calabozo con un condenado a muerte es intrincarse en el laberinto de una vida ajena que comienza pertenecernos, a dolernos".
El único remedio para Ricardo es la libertad.


... Y para todos nosotros los cubanos de dentro y fuera, de arriba y abajo, de los costados y de los mundos perdidos de la memoria, el recuerdo y la nostalgia. Para todos nosotros el único remedio es la libertad. Y cuando pronuncio, o mejor dicho escribo, la palabra libertad, pienso que la libertad tiene muchas caras y significados. En mi caso la libertad es poder vivir libremente sin el acoso de los fantasmas del pasado y el presente, y les cuento. Los fantasmas del pasado vienen por mi familia porque soy una cubana nacida dentro de la Revolución cubana en una familia comunista y ese estigma aún me persigue. Fui criada y formada para ser parte de la generación del hombre nuevo, de la vanguardia socialista y algún día, de la élite gubernamental del régimen castrista, y creánme que esa formación emerge muchas veces creándome una contradicción existencial en esta ciudad donde cualquier signo de paz hacia la Isla es considerada una debilidad ideológica entre los cubanos del exilio... Los fantasmas del presente vienen cuando leo artículos como el del Raúl Rivero. Son nuestros presos politícos mis fantasmas recurrentes del presente que me recuerdan mi inmovilismo político con la causa cubana. El sufrimiento de ellos me crea cargos de conciencia desde la comodidad de mi casa llevando una vida ajena al diario vivir del cubano dentro de la Isla y que es una realidad que me parece muy lejana en mi entorno aunque la viví 30 años y además, las noticias, las historias que cuentan los amigos y todos a mi alrededor, me la recuerdan cada día. Enseguida me inflamo de rebeldía y quiero invadir Cuba, donar todo mi salario a las organizaciones del exilio y hasta sumarme a las Damas de Blanco, pero al final no pasa de comentarios de oficina y conversaciones de esquina. Entonces pienso, a cuántos cubanos no nos pasa lo mismo y vuelven los fantasmas en su danza macabra a quitarme el sueño. Pero esta mañana mientras leía a Raúl Rivero me dí cuenta que a través de este sitio puedo por lo menos difundir la información entre muchas personas que conozco y así ejerzo mi libertad, la que escogí cuando renuncié a mi país, a mi familia y a mi vida saliendo de Cuba: la libertad de pensar, decir, leer, difundir, escribir lo que sé me dé la real gana sin miedo a ser censurada, perseguida y marginada. Quizás esto sea lo que necesitaba para romper mi inmovilidad y empezar a calmar a los fantasmas que me persiguen... Como decía un amigo poeta cuando se emborrachaba con dos traguitos de nada y alzaba el vaso para mirar el engendro alcohólico: algo siempre es mejor que nada. Por lo menos es un inicio... digo yo.