domingo, 28 de octubre de 2012

Decreto


De la serie: "Cuentos para Lobos en noches de Luna Llena"

Estoy sentada en el umbral de mí misma, mirándome, mirándome, y veo a este hombre que viene desde la Antigüedad, difusamente viene primero, y luego cada día se hace más nítido y real. Veo a este hombre que viene despacio y se sienta a mi lado a mirarme, a acompañarme en este mirándome en el umbral de mí misma como quien mira una vieja película doméstica o un álbum de fotos viejas. A mirarme. Este hombre se sienta a mi lado y me toma las manos, suavemente, me toma las manos desde la Antigüedad y yo ciega, le toco el rostro con mis dedos y pregunto: ¿eres tú? Le toco el rostro y asiente: soy yo, como si decretara al Universo su llegada, como si necesitara decretarlo. Se sienta a mi lado aún antes de que le ofrezca una silla. Difusamente viene desde la Antigüedad y aunque primero escucho sus pasos y luego su voz, me resisto. Al principio me resisto porque hay fragmentos de mí que aún vagan por otras dimensiones, fragmentos de mí adheridos a otros fragmentos ajenos, adheridos, desprendiéndose. Porque ahora me doy cuenta que no estaban adhiriéndose, sino desprendiéndose fragmentos de mí en fragmentos ajenos. Por eso al principio me resisto y sólo escucho sus pasos y su voz, y cuando le ofrezco una silla, él ya estaba sentado a mi lado, mirándome. Mirándome y me asusta el reflejo de mí misma en sus ojos. Me asusta la espiral donde me mete poco a poco, como si de noche y a escondidas cambiara la cerca de mi territorio y se apropiara de mis tierras. Sutilmente se apropiara cada noche de un tramo más de mis tierras metiéndose adentro y adentro. Ladrón de territorios, metiéndose cada vez más adentro. Y le leo mis escritos premonitorios, -ahora sé que eran premonitorios-, y le tiro los números buscando explicaciones astrales, y combino sueños, palabras, gestos, como quien interpreta oráculos y le temo a los videntes ocasionales de mi camino para que no interfieran en  esta complicidad astral donde este hombre que viene de la Antigüedad cada día se hace más nítido y real. Ni siquiera le pregunto a los santos y los muertos, y prohíbo consultas a adivinos y similares, porque quiero mantenerlo intacto, perfecto. Este hombre que viene desde la Antigüedad me lee, me sorprende porque me lee y sabe dominar mi intensidad a su antojo como quien haya practicado cada hora con una fiera, pero sin circo, sin público. Domador de mi intensidad, simplemente por el placer de saberse dueño y esclavo de ella, de la fiera-intensidad que sin perder su naturaleza, lo sigue dócilmente a todos los rincones. Simplemente lo sigue con la devoción intranquila del amor. Este hombre-domador que viene de la Antigüedad me rompe los límites y me descubro ahogada entre palabras virtuales, entre escenas virtuales de desnudez, de sexo caliente que rompe cristales y suda desesperos, de destrozarnos las ganas a recorridos, de lamernos los deseos a puro diente. Me rompe los límites y cada segundo quiero más, como una adicta, quiero más y más, y de noche lo invoco golpeando mis paredes acolchadas desde la rehabilitación de la distancia para amasarlo entre mis tetas, para recorrerlo infinitamente cada centímetro, maldiciendo virtualidades y suplicando realidades, porque quiero más. Adicta, me vuelve adicta y me rompe los límites. ¿O los rompo yo? No sé porque este hombre-domador es capaz de llevarme de un extremo al otro del arcoíris sin pausa, sin detenernos a tomar aliento, y cuando la adrenalina me efervescenta, me calma, con un gesto me calma y me acurruca en declaraciones. Decreta al Universo sus declaraciones de mí. Me acurruca en declaraciones y me calma –aunque él asegura que lo calmo yo-. Y me descubro cantando entre suspiros ahogados que me inmovilizan, y me descubro haciendo pócimas y sortilegios para amarrarlo, y me descubro desatando todos mis demonios para cercarlo e invadirlo en un círculo irrompible de amor de donde no pueda escapar jamás. Y me descubro mirándome en sus ojos sentada en el umbral de mí misma. Mirándome en sus ojos mientras tranquilo está sentado en una silla junto a mí mirando el camino, el camino que no llega a mi casa, sino que parte hacia esa línea que nos divide el cielo de todo, que parte e invita a partir desde mi casa, desde nosotros mismos. Y me descubro tomando su mano brindada en silencio, mirándome a mí misma en sus ojos y tomando su mano para partir, sin retroceso porque él decreto que next time will be last time. ¡Y sé que es así! Y me descubro que realmente yo soy la cercada e invadida en un círculo irrompible de amor de donde no podré escapar jamás. Porque este hombre que viene desde la Antigüedad,  difusamente primero, y luego cada día más nítido y real, este hombre-domador que se sentó a mi lado y me tomó suavemente las astas, y yo ciega, le toqué el rostro con mis dedos y pregunté: ¿eres tú? Le toqué el rostro y asintió: soy yo, como si decretara al Universo su llegada. Este hombre realmente es el hombre que fui moldeando, forjando en todos los hombres que dejé en mi camino, que se quedaron o simplemente se fueron. El sencillamente es el hombre –dharmático- que viene desde la Antigüedad para quedarse, por siempre quedarse porque next time (this) is the last time, y lo ha decretado. Sin más, lo ha decretado. Así que sentada en el umbral de mí misma, tomo su mano brindada, suspiro y echo andar a su lado, echo andar con él, porque él simplemente lo ha decretado.

jueves, 25 de octubre de 2012

Ejercicio de imaginación para noche con viento











Imagina este recorrido
punta de mi lengua
empieza en tu labio inferior
despacio y suave
baja tu barbilla
recorre tu cuello a conciencia
punta de mi lengua
ensaliva tu hombro
-cualquiera-
y sigue a tu tetilla
como quien persigue ensoñaciones
se distrae
enloquece en tu tetilla
circularmente enloquece
minutos distracción locura
punta de mi lengua
continúa a la izquierda
-realmente es un desvío espontáneo-
continúa a la izquierda un poco mas adentro
para marcar un beso en alguna grieta miocardial
un beso sanador
seguimos
cae rozando punta de mi lengua
por el centro justo de tu pecho
-tu pecho, ay tu pecho-
vientre abajo resbalando humedades
como camino de babosacaracol
hasta el abdomen
se entretiene paseando tu valle abdomen
un rato se entretiene y sigue
despacio y suave sigue
tropieza con tu erección
-bendita erección-
enorme erección para punta de mi lengua
camina despacio y suave
camina tu erección hasta el glande
duda
¿dientes maliciosos, labios mojados o garganta?
duda
pero no
solo punta de mi lengua para tu glande
despacio y suave
traviesa sigue tus muslos
hasta tus nalgas
-tus nalgas, ay tus nalgas-
firmes
duras
nalgas para morder
simplemente morder
morder y simplemente
punta de mi lengua
inquieta
inicia ascenso por tu espalda
centro de tu espalda
otra vez cuello
allí donde termina el pelo
cuello y punta de mi lengua
acaricia luego tu hombro
el otro
para treparse a tu barbilla
nuevamente
Punta de mi lengua en tu labio inferior
Punta de mi lengua en tu labio superior
Punta de mi lengua en tu punta de tu lengua
mi lengua tu lengua
despacio y suave
tu lengua mi lengua
despacio y suave
mi lengua
tu lengua
imagina

                                                                                    Miami, 10/24/2012


martes, 23 de octubre de 2012

Escena ¿imaginada?










Una silla de Madera
única
sola
silla de madera en habitación vacía
habitación vacía
silla de madera
única sola
ventanas grandes
afuera madrugada
-imprescindible una luna llena
enorme-
silla de madera y habitación vacía
-¿Tony Zenet, Carminho o Norah Jones? Escoge tú-
(yo prefiero jazz)
alguna vela encendida
por aquello de la luz y las sombras
sólo por aquello
vaso de ron en el piso
(yo prefiero vino)
silla de madera
habitación vacía
ventanas grandes
luna llena
Y yo sentada sobre ti
sentada sobre ti
frente a ti
sentada sobre ti
clavada en el Universo
el Universo clavado en mí
sentada sobre ti
silla de madera
habitación vacía
            clavada en ti
silla de madera
clavada en ti
silla de madera

lunes, 15 de octubre de 2012

Hablándole a la noche (Poemas de domingo)

Foto por Narah Valdés.

Noche rara sin luna

Cada palabra me conduce a ti
en esta rara noche sin luna
como si fuera un único camino
único camino
de noche rara sin luna
tu nombre rueda por mi escote
mil veces mencionado
clamado
nombrado
me envuelve la cintura
huérfana de tus manos
huérfana cintura
tus manos
afuera noche rara sin luna
que despeina los árboles
con aire caliente
aire caliente de noche rara sin luna
adentro tu nombre mil veces mencionado
me conduce a ti
cada palabra
como si fuera un único camino
único camino
adentro y afuera
noche rara sin luna
huérfana
mi cintura y tus manos
adentro y afuera
cada palabra me conduce a ti
tu nombre
me conduce a ti
en esta noche rara sin luna
afuera y adentro
adentro y afuera
como si fuera un único camino
único camino
de aire caliente en esta noche rara sin luna
aire caliente que despeina los árboles
que despeina mi alma
tu nombre
despeina mi alma
como aire caliente en esta noche rara sin luna
despeina
adentro y afuera
afuera y adentro
como si fuera un único camino
único camino que me conduce a ti
cada palabra
en esta noche rara sin luna
único camino
tu nombre
mi alma despeina
huérfana de tus manos
                        tu nombre

Cursi
Ser lágrima es muy cursi
ser dolor es muy cursi
ser desgarradamente lágrima en este dolor es muy cursi
ser desgarradamente dolor en esta lágrima es muy cursi
pero igual soy cursi
soy lágrima
soy dolor
soy desgarradamente cursi
lágrima
dolor

Caída libre vértigo
Ese hombre cayó desde la estratosfera
libre vértigo
caída
y una punzada suicida me rebota en las sienes
cae desde la estratosfera
mirando a ese hombre que cayó desde la estratosfera
envidia de caída
libre vértigo
caída
punzada suicida para no recordar
tu sonrisa
barbada sonrisa que cayó desde la estratosfera
libre vértigo
caída
no recordar
solo caer desde la estratosfera como ese hombre
solo caer en punzada suicida que rebota en las sienes
para no recordar tu sonrisa barbada
libre vértigo
caída
desde la estratosfera
para no recordar
punzada suicida

Gota hasta tu ombligo
Soy la gota que cae desde el techo de mi casa
hasta tu ombligo de ausencia
irremediablemente cae gota de ausencia
soy la mano de la luna que no existe
en esta noche de lluvia
mano de luna que no existe que te acaricia
lejanamente te acaricia y resbalo
y caigo mejilla abajo como torrente de deseos
incomprendidos deseos
y resbalo
y caigo gota
hasta tu ombligo de ausencia.

Telegrama
Boca tuya necesito con urgencia venir corriendo a besarme. (Punto y seguido) Agonizo. (Punto final)

Ojos y labios vagina
No necesito cerrar los ojos para sentir tus labios
entrando en mis labios
entrando en mi vagina de labios
entrando en mis labios de vagina
entrando tus labios en mis labios
vagina entrando en tus labios
no necesito cerrar los ojos para crearte labios entrando en mi vagina
crearte entrando
crearte labios vagina entrando
cerrar los ojos
no necesito vagina
cerrar los ojos para crearte labios
entrando
vagina de ojos y labios

Noche
noche
luna
manos
nostalgia
yo
noche sin luna que trae a mis manos la nostalgia de tú y yo en noches sin luna


                                                                                                           Yovana Martinez
                                                                                                           Miami, 10/14/2012

Foto por Narah Valdés


martes, 9 de octubre de 2012

Lluvia inventada



Inventé la lluvia para pensarte de este lado del Caribe
en este rincón donde las islas se llaman cayos
y cada una tiene su encanto, así en minúscula
inventé la lluvia para tener tu cuerpo sobre el mío
sobre el mío tu cuerpo
aunque tu no estés
y esta ausencia pese mas que las gotas en las hojas de helecho
y tu silencio me oxida el llanto
el llanto y el alma me oxida
inventé la lluvia para morirme de ganas de tenerte
de restregarme como una gata hambrienta contra tu muslo
y me agobia el desespero de gotear
a ritmo de lengua cuando el sol te calcina al otro lado
gotear dentro de ti          
gotear
inventé la lluvia para rehacerte con los ojos abiertos
real rehacerte
rehacerte real
            y la nostalgia me hunda en tu olor
                        en tu barba dañando mi piel
en esa sonrisa
                                    esa sonrisa que tengo en una foto de tarde
                                    en el portal del Ranchito
                        mirándome con risa de ojos risueños
esa sonrisa sin lluvia
mirándome con risa de ojos risueños
risueños tus ojos
mirándome
inventé la lluvia porque esta tarde de lluvia
por mas que conjuro y conjuro
no puedo inventarte desnudo sudado único
tu cuerpo sobre el mío
sobre el mío tu cuerpo
por mas que conjuro y conjuro
no puedo inventarte
no puedo
inventarte
inventé la lluvia simplemente para no olvidarte
inventarte
inventé 
             lluvia


lunes, 8 de octubre de 2012

¿ Alejándome de la salvación?


Tengo una vecina, madre de una amiguita de juegos de Carola, que desde que se enteró que soy madre divorciada inició una “cruzada personal” pa’ salvarme. Confieso que no tenía muy claro de que tengo que salvarme aunque le pregunté varias veces. Todavía recuerdo la primera conversación en la puerta de mi casa, un sábado después del mediodía que su hija tocó preguntando por Carola. La niña venía acompañada de la madre, que acoto es una mujer muy educada como suelen ser los centroamericanos, y cuando les dije que Carola no estaba porque le tocaba ese fin de semana compartirlo con su padre, la señora puso los ojos en blanco. Acto seguido vino el interrogatorio de rigor: ¿cómo que estaba con el padre?, fue la primera pregunta. Respirando profundo y con un pie dentro de la casa pa’ demostrar prisa, le contesté que Carola compartía un fin de semana conmigo y otro con su padre según acordamos en la separación. Mi vecina puso otra vez los ojos en blanco y cara de la Piedad pa’ soltarme que se compadecía mucho de mi soledad, repetía que se imaginaba como yo debiera estar sufriendo solita sin mi hija todo el fin de semana. Le dije que aunque es cierto que extraño mucho a Carola en esos días, realmente nunca estoy sola porque me ocupo bastante escribiendo, leyendo, viendo series de tv, saliendo con mis amigos, etc. Al parecer la señora no se convenció mucho y me invitó muy humildemente a que la acompañara a la Iglesia el domingo pa’ que pudiera “soportar” mi soledad con la ayuda del Señor. Volví a respirar profundamente, le agradecí muchísimo su invitación declinándola, y le repetí que no estaba sola que tenía suficientes ocupaciones en esos días. No obstante, mi vecina siguió hablándome del Señor, de su infinita bondad, de su misericordia y me dijo que si no podía ir con ellos a la Iglesia el domingo, por lo menos la acompañara a las reuniones de lectura de la Biblia. Otra vez respiración profunda y mi consciente entrando en el mantra Om pa’ no perder la paciencia. Nuevamente agradecimientos y declinación de invitación, pero mi vecina al parecer tiene una mezcla genética con ladilla eléctrica en culo mojado, porque inmutable y sonriente volvió a la carga diciéndome que me iba a sentir muy reconfortada en esas reuniones, que por favor aceptara su invitación. Ahí mismo puse mi mejor cara de estúpida y muy suavemente le dije que muchas gracias de nuevo pero que no iba a ser posible porque yo era practicante de una religión afrocubana y era además liberal, proaborto, promatrimonio gay, prodivorcio, feminista, anti-iglesias y como que no iba a encajar entre sus amigas que además, no podrían cambiarme porque ya era muy vieja pa’ remediarlo… y tuve que parar porque a mi vecina se le iban a salir los ojos de los huequitos oculares y rodar por la acera. Después de aquella proclamación individual, ella y su hija se fueron alegando que tenían que hacer no sé qué en la casa.
Sorprendentemente después de aquella “conversación” Carola siguió jugando con su amiguita del barrio y su madre siguió saludándome cada vez que nos encontrábamos. Hace poco se mudaron al condominio de al lado pero Carola y su amiga continuaron comunicándose telefónicamente. Un domingo de regreso de la Iglesia pasaron por la casa y me pidieron autorización pa’ que Carola fuera a su nueva casa a jugar con su amiguita. Por supuesto que la autoricé y acordamos que más tarde yo la recogería. Cuando fui a buscarla mi ex vecina salió muy emocionada a felicitarme por lo bien que crío a mi hija porque es una niña muy educada, muy seria, que se porta requetebién, se come toda la comida, hace caca y pipi sola, blabla. Yo sólo sonreía pero tenía deseos de decirle por qué tanta sorpresa y felicitación, que tal parecía que las madres divorciadas solo diéramos a la sociedad monstruos deformes social y personalmente, pero ese día andaba de buenas y no tenía deseos de conflictos. Así que nuevamente puse mi mejor cara de estúpida y sonriendo le agradecí la invitación a Carola y sus felicitaciones. Pero parece que ser tan amable la hizo volver a la carga porque justo antes de salir del parqueo se me arrimó al carro y me dijo por la ventanilla abierta que todavía estaba en pie la invitación a la lectura de la Biblia pa’ reconfortar mi alma y alejar mi soledad. Respiré profundamente y arranqué el carro dejándolas a mitad de parqueo despidiéndose.
Este sábado pasado vino la continuación de la saga de “ofreciéndome mi salvación” cuando pasaron por la casa preguntando por Carola, madre ex vecina e hija. Gracias a la lluvia que nos espantó de la piscina y que nos hizo encerrarnos en la casa, Carola y yo estábamos recién almorzadas, ella dibujando y yo leyendo. Como había escampado, pues la dejé salir a jugar a la calle mientras yo salía de vez en cuando a vigilarlas y en una de esas salidas exprés me agarró la madre ex vecina que al parecer se aburría sentada en su carro esperando que la hija terminara de jugar. Después de los saludos, otra vez, me preguntó que cuando me embullaba a ir a la Iglesia con ellos pa’ empezar el camino de mi salvación, cansada y ansiosa por regresar a mi lectura que era mucho mas interesante que una conversación sobre ir a tomarle el café a Diosito le pregunté muy amablemente si era cierto que todos éramos hijos de Dio, ella con los ojos brillando me contestó que siiiii por supuesto que todos éramos hijos de Dio, entonces sin darle tiempo a continuar le solté: si todos somos hijos de Dio y él entonces es nuestro padre, todavía no entiendo por qué tengo que ir a la Iglesia, no entiendo por que necesito a una tercera persona o ir a otro lugar pa’ hablar con mi padre, sencillamente hago como siempre hice, cada vez que necesite hablar con mi padre voy directamente a El y le hablo, ¿o acaso usted pa’ hablar con su padre llamaba algún vecino? Ella enseguida empezó a negar con la cabeza y a decirme que no era así de fácil, que todos necesitábamos entender claramente la palabra de Dio y que a veces necesitábamos que no las explicaran porque éramos seres pecadores… ahí la interrumpí y le dije: sí señora, si es fácil, Dio es nuestro padre y sabe como todo padre que nosotros sus hijos no entendemos todo lo que nos explica y enseña porque estamos constantemente creciendo y aprendiendo, así que como buen padre buscará la manera de enseñarnos a entender y aprender, y desde que el mundo es mundo los padres no han necesitado de otras personas pa’ criar a sus hijos, hablarles y enseñarles. Y en caso de que eso suceda, que algún hijo tenga incapacidad pa’ entender a su padre o su padre de explicarle a algún hijo, y necesiten de otras personas pa’ hacerlo, siento decirle que yo no soy de esos hijos incapacitados. Yo entiendo perfectamente a Dio mi padre y cada vez que quiero hablar con él y él quiere hablar conmigo lo único que necesito es escucharlo y hacerme escuchar, así que por favor le agradecería infinitamente que no siguiera invitándome a su Iglesia porque yo no creo en las Iglesias sino en Dio, y El gracias a Dio siempre está conmigo donde quiera que estoy en su infinita paciencia, algo que desgraciadamente yo no tengo y por eso muchas veces pierdo la paciencia y termino siendo muy grosera con quienes quieren guiar mi vida y controlarme como quiere hacer Ud., además yo ya estoy salvada y es usted quien debe preguntarse si realmente con tanta Iglesia y lectura de la Biblia ustedes están salvados. Hice una pausa pa’ respirar y cuando mi ex vecina fue a hablar le pedí disculpas porque tenia los frijoles en la candela, una excusa que siempre sirvió de mucho en Cuba cuando la del CDR nos jodía demasiado, y después de la excusa salí corriendo pa’ la casa a seguir leyendo.
Ayer domingo la amiguita de Carola regresó por la tarde porque otra vez la lluvia nos jodió la piscina y nos mantuvo encerrados en casita. Cuando le abrí la puerta di gracias a Dio que por lo menos Carola no pagará con la enemistad de sus amiguitas las impertinencias de su loca madre, aunque si me fijé que esta vez no vino mi ex vecina a traer a su hija sino que la mandaron con el padre que sólo da el saludo muy educadamente y se pierde. No quise cuestionar, pero en silencio agradecí a Diosito por hablarle alto y claro a mi ex vecina pa’ que no siguiera jodiendome mas con su Iglesia y las lecturas de la Biblia. Por el momento igual no canto victoria, porque ya dije que mi ex vecina tiene algún cruce genético con ladilla eléctrica en culo mojado y presiento que es como los Testigos de Jehová que vuelven y vuelven a tocarte la puerta los domingos temprano esperanzados que en algún momento te agarrarán dormido y les dirá que siiii que quieres convertirte… ¡ojalá que no porque ya le advertí que no tengo paciencia y realmente yo quisiera que Carola siguiera teniendo amiguitas en el barrio con quien jugar las tardes aburridas de lluvia!... digo yo.

jueves, 4 de octubre de 2012

¿Evadir, that's the question?


Hace unas semanas escribí sobre lo que pienso del talento especial o "gift" que tienen las personas y que muchos desconocen que llevan en sí. (http://conversacionesdeesquina.blogspot.com/2012/03/de-la-teoria-de-la-relatividad-no-apto.html) Unos días después, a recomendación de un buen amigo, leí "El Elemento" de Sir. Ken Robinson, (http://www.youtube.com/watch?v=QXjWSrDUWuIun libro "epifánico" que le dio forma a mis ideas, organizándolas y esclareciéndolas, y el cual ya tengo como uno de mis libros de culto, tan rayado en amarillo que no se ve el blanco de las hojas. Y justamente después de releer este libro –que recomiendo vehemente a todos-, he estado pensando y pensando en el tema, pero no precisamente en el gift-talento que el Creador nos otorga y que de potenciarlo nos puede llevar a la felicidad plena, sino en los defectos que nos engancha Diosito pa’ equilibrar ese gran gift-talento que nos otorga.
Sucede que tengo la dicha de conocer constantemente a personas con un gran gift-talento, y a muchos incluso los conozco desde hace años, y me llama la atención como algunas de estas personas a las que considero brillantes en su talento: música, escritura, danza, pintura, actuación, fotografía… no logran desarrollarlo, potenciarlo en su totalidad porque continuamente se meten en un “hueco” llamado evasión. Evaden las expectativas que constantemente la vida les pone en su camino, y que son expectativas de todo tipo: sentimentales, profesionales, económicas, sociales. Expectativas que además, siempre existirán porque no hay vida sin expectativas de algún tipo. Lo más curioso pa’ mí, no es que evadan las expectativas cotidianas de todo tipo a corto y largo plazo, sino que además evadan las expectativas que les crea su propio gift-talento, y se encierran en un mundo pre-fabricado consciente o inconscientemente por ellos mismos, un mundo mediocre de relaciones personales-sentimentales pobres, empleos pobres, salarios pobres, estudios pobres, donde se creen a salvo de enfrentar esas expectativas que por lo general, perciben como “presión” sobre su vida, y por tanto dejan de cultivar su gift-talento en toda su potencia. En otras palabras, simplemente malgastan su gift-talento en ocupaciones y preocupaciones frívolas que los mantienen en una vida diaria mediocre que no los satisface ni los hace feliz, pero que los ocupa lo suficiente y les sirve de excusa pa’ no cambiar nada. Y por supuesto, tampoco los estabiliza de ninguna manera: personal, sentimental, profesional, social, económicamente, porque al no desarrollar, potenciar, su gift-talento dejan de ser creativos en la vida, dejan de crear caminos eficientes que los lleve a un fin proactivo y evolutivo constante que los mantenga felices y mantenga sano su entorno. Y no hablo de “fabricar” dinero pa’ volvernos millonarios con nuestro gift-talento, hablo de algo mucho mas sublime y superior, desarrollarnos, potenciarnos, eficientemente en la vida manteniendo un cuerpo-mente sano, relaciones personales-sentimentales sanas, entornos sanos, e incluso que esta “salud” nos lleve hacer aportaciones que contribuyan a cambiar favorablemente, mejorar nuestro entorno global, local o personal, alejando por completo aquellos eventos o personas que nos mantienen en la oscuridad y el mal de todo tipo.
Yo percibo que estas personas que evaden sus expectativas, es como si crearán una “second life” mas simple, segura y cómoda, paralela a la realidad y que a la vez los evade de esa realidad y sus expectativas, un sitio donde se refugian con paredes de grafitis escritos por ellos mismos que no son mas que excusas y pretextos pa’ no enfrentar la realidad y luchar por alcanzar un camino que los lleve a desarrollar, potenciar al máximo ese gran gift-talento que el Tipo (a) de allá arriba les otorgó. Y que no se dan cuenta que entrando en esta especie de refugio creado por ellos mismos, en vez de estar tranquilos y seguros, entran en una suerte de “caja de Pandora” donde no sólo se ven atrasados constantemente por eventos maléficos diarios de fácil solución, sino donde también tropiezan constantemente con los “ladrones de energía” o “vampiros sentimentales” que se dan cuenta de tu potente gift-talento y que llegan a tu vida no pa’ impulsarla evolutivamente por el camino de la Luz, sino pa’ empantanarla chupándote las energías y el talento revolcándote en el camino de la Oscuridad. Es una inmensa paradoja, ya lo sé, pero es un fenómeno, o una constante, que últimamente he visto en muchas personas que me rodean y que ya me preocupa porque me doy cuenta que les obstaculiza su desarrollo personal, profesional y social, y que pueden solucionarlo enfrentando su miedo, ese que los lleva a una perenne evasión de las expectativas.
Pa’ dejar de ser una hermética metratancosa, les explico con un ejemplo. Una persona que escriba brillantemente o cante excepcionalmente, que sepa además, que tiene ese gift-talento y que también por este gift-talento haya tenido una excelente aceptación social hasta el punto de hasta haber obtenido un buen dinero con esto, siempre está “estancada” profesionalmente, o simplemente no sigue avanzando en espiral como siempre digo, palante y pa’rriba, porque su “miedo”, -y pongámosle esta etiqueta a lo que lo paraliza-, no lo deja avanzar. Y este miedo que convierte en una evasión constante, es un miedo a enfrentar a expectativas cada vez más altas que lo pueden llevar a seguir desarrollando su gift-talento en beneficio personal, y que son creadas además, por la expectativa que crea ese gran gift-talento. Es increíble, por lo menos pa’ mi, porque ni siquiera estas personas deciden usar ese gift-talento en pro del prójimo, dándole un sentido altruista que aunque no los beneficie personalmente, pueda beneficiar a los demás y a su entorno. Sencillamente no lo usan, no lo desarrollan, no lo potencian y lo dejan ahí, metido en ese refugio secreto de su “second life”, donde todos los días leen y releen las paredes de grafitis de excusas y pretextos en voz alta, pa’ convencerse de por qué no lo hacen, y que es a su vez su perdición, como expliqué arriba. Al cabo del tiempo, estas personas se dan cuenta que están inmersos en una vida completamente mediocre que no los llena, no los estabiliza en ningún aspecto y por tanto, no los hace feliz. Y lo que es peor, dejaron pasar excelentes oportunidades personales, profesionales y económicas, dejaron pasar excelentes personas con el deseo de interactuar e integrar sus vidas, y todo por culpa de esa maldita evasión, miedo, que los reduce a no actuar. Y cuando están en este punto de insatisfacción haciendo recuento de lo pasado, ¿qué hacen? Nada. Simplemente evadir la evasión cuando concientizan que evaden las expectativas, y desgraciadamente esto no es trabalenguas, sino un estado que los mantiene metidos en un círculo vicioso tóxico y dañino que no los lleva a ningún lado, ni siquiera a morderse su propia cola porque a esta altura no tienen ni cola. Pa’ mi es muy triste ver como se marchitan gift-talentos a mi alrededor por culpa de los malditos defectos que nos echa “el tipo de la barba y el batilongo” pa’ compensar nuestras virtudes y talentos. Y los defectos son muchos y de diferentes tipos: un ego minúsculo, una humildad excesiva, una autoestima nula, una voluntad inexistente, un miedo excesivo a todo lo que implique batallar con todas las fuerzas por el camino esplendoroso que puedes hacerte a costa del gift-talento que te otorgaron en esta maravillosa vida.
Durante muchos años, he conocido personas con este “mal” y he intentado a mi manera, ayudarlos a superar su evasión, miedo, y enfrentar las expectativas de su vida, venciéndolas y caminando evolutivamente pa’ ser cada día mejor, cada día potenciando su gift-talento, cada día acercándose mas a la Luz. Lo hago simplemente porque soy una fanática de las mentes brillantes y de los grandes gift-talentos, cualquiera que sea: artístico, empresarial, pa’ limpiar calles, cortar el pelo, enseñar en una escuela. Soy una fanática de la excelencia y la inteligencia, y porque además, me di cuenta que en la medida que ayudemos a los otros a superarse, nos superamos nosotros mismos. Algunos de mis amigos lo han logrado, otros siguen metidos dando vueltas en ese refugio “second life” que se fabricaron sin avanzar cualitativamente en su vida y profesión. Hay momentos que los miro y pienso que debiera desistir de ayudarlos, mucho mas cuando hay tramos en mi camino donde necesito enfrentar obstáculos, expectativas y cierta oscuridad, y me asalta el temor de que no me alcance el aliento y la energía ni pa’ salvarme a mi misma. Pero hoy no sé por qué me levanté con esa energía que alimenta a los locos y a los enfermos terminales antes de morir, y pensando, pensando en el tema y en estos amigos que todavía andan metidos en ese “refugio” de la evasión, decidí que no voy a desistir porque desistiendo me destruyo a mi misma. Por eso me tomé un descanso en la mañana, respiré profundo, hice mis decretos al Universo en voz alta y envié mensajes a alguna gente que quiero anunciándoles mi propósito: no voy a desistir. Voy a seguir batallando por obtener lo que quiero pa’ mi y pa’ la gente que quiero demasiado, y voy a seguir como dice un amigo que hace mucho tiempo no veo: “encaramada en el caballo, rodeada sin agua ni municiones, disparando tiros y ellos a matarme y yo a no morirme.” No voy a desistir y ojalá alguien allá afuera –cualquiera que sea, porque son bastantes- lea esto, y abra un poco las puertas de su refugio y salga poco a poco a transitar el maravilloso camino que tiene delante, haciendo uso de su brillante gift-talento que el de allá arriba le otorgó cuando fuimos creados. Y lo voy a hacer porque a pesar de las cicatrices, muchas, de los fracasos, muchos, y de los caminos hechos y rehechos, muchos también, sigo creyendo que el amor si es la respuesta a todo y que puede salvarnos, aunque me contradiga por momentos en alguna narración donde escriba que no es cierto, hablando de algún amante que me rompió alguna esquinita del corazón. Porque sí lo es, el amor si puede salvarnos y puede crear milagros, y después de perder tantas cosas en mi vida, no voy a seguir perdiendo más, no ahora donde aprendí que lo esencial y verdadero está dentro de mí… ¡digo yo!