lunes, 8 de octubre de 2012

¿ Alejándome de la salvación?


Tengo una vecina, madre de una amiguita de juegos de Carola, que desde que se enteró que soy madre divorciada inició una “cruzada personal” pa’ salvarme. Confieso que no tenía muy claro de que tengo que salvarme aunque le pregunté varias veces. Todavía recuerdo la primera conversación en la puerta de mi casa, un sábado después del mediodía que su hija tocó preguntando por Carola. La niña venía acompañada de la madre, que acoto es una mujer muy educada como suelen ser los centroamericanos, y cuando les dije que Carola no estaba porque le tocaba ese fin de semana compartirlo con su padre, la señora puso los ojos en blanco. Acto seguido vino el interrogatorio de rigor: ¿cómo que estaba con el padre?, fue la primera pregunta. Respirando profundo y con un pie dentro de la casa pa’ demostrar prisa, le contesté que Carola compartía un fin de semana conmigo y otro con su padre según acordamos en la separación. Mi vecina puso otra vez los ojos en blanco y cara de la Piedad pa’ soltarme que se compadecía mucho de mi soledad, repetía que se imaginaba como yo debiera estar sufriendo solita sin mi hija todo el fin de semana. Le dije que aunque es cierto que extraño mucho a Carola en esos días, realmente nunca estoy sola porque me ocupo bastante escribiendo, leyendo, viendo series de tv, saliendo con mis amigos, etc. Al parecer la señora no se convenció mucho y me invitó muy humildemente a que la acompañara a la Iglesia el domingo pa’ que pudiera “soportar” mi soledad con la ayuda del Señor. Volví a respirar profundamente, le agradecí muchísimo su invitación declinándola, y le repetí que no estaba sola que tenía suficientes ocupaciones en esos días. No obstante, mi vecina siguió hablándome del Señor, de su infinita bondad, de su misericordia y me dijo que si no podía ir con ellos a la Iglesia el domingo, por lo menos la acompañara a las reuniones de lectura de la Biblia. Otra vez respiración profunda y mi consciente entrando en el mantra Om pa’ no perder la paciencia. Nuevamente agradecimientos y declinación de invitación, pero mi vecina al parecer tiene una mezcla genética con ladilla eléctrica en culo mojado, porque inmutable y sonriente volvió a la carga diciéndome que me iba a sentir muy reconfortada en esas reuniones, que por favor aceptara su invitación. Ahí mismo puse mi mejor cara de estúpida y muy suavemente le dije que muchas gracias de nuevo pero que no iba a ser posible porque yo era practicante de una religión afrocubana y era además liberal, proaborto, promatrimonio gay, prodivorcio, feminista, anti-iglesias y como que no iba a encajar entre sus amigas que además, no podrían cambiarme porque ya era muy vieja pa’ remediarlo… y tuve que parar porque a mi vecina se le iban a salir los ojos de los huequitos oculares y rodar por la acera. Después de aquella proclamación individual, ella y su hija se fueron alegando que tenían que hacer no sé qué en la casa.
Sorprendentemente después de aquella “conversación” Carola siguió jugando con su amiguita del barrio y su madre siguió saludándome cada vez que nos encontrábamos. Hace poco se mudaron al condominio de al lado pero Carola y su amiga continuaron comunicándose telefónicamente. Un domingo de regreso de la Iglesia pasaron por la casa y me pidieron autorización pa’ que Carola fuera a su nueva casa a jugar con su amiguita. Por supuesto que la autoricé y acordamos que más tarde yo la recogería. Cuando fui a buscarla mi ex vecina salió muy emocionada a felicitarme por lo bien que crío a mi hija porque es una niña muy educada, muy seria, que se porta requetebién, se come toda la comida, hace caca y pipi sola, blabla. Yo sólo sonreía pero tenía deseos de decirle por qué tanta sorpresa y felicitación, que tal parecía que las madres divorciadas solo diéramos a la sociedad monstruos deformes social y personalmente, pero ese día andaba de buenas y no tenía deseos de conflictos. Así que nuevamente puse mi mejor cara de estúpida y sonriendo le agradecí la invitación a Carola y sus felicitaciones. Pero parece que ser tan amable la hizo volver a la carga porque justo antes de salir del parqueo se me arrimó al carro y me dijo por la ventanilla abierta que todavía estaba en pie la invitación a la lectura de la Biblia pa’ reconfortar mi alma y alejar mi soledad. Respiré profundamente y arranqué el carro dejándolas a mitad de parqueo despidiéndose.
Este sábado pasado vino la continuación de la saga de “ofreciéndome mi salvación” cuando pasaron por la casa preguntando por Carola, madre ex vecina e hija. Gracias a la lluvia que nos espantó de la piscina y que nos hizo encerrarnos en la casa, Carola y yo estábamos recién almorzadas, ella dibujando y yo leyendo. Como había escampado, pues la dejé salir a jugar a la calle mientras yo salía de vez en cuando a vigilarlas y en una de esas salidas exprés me agarró la madre ex vecina que al parecer se aburría sentada en su carro esperando que la hija terminara de jugar. Después de los saludos, otra vez, me preguntó que cuando me embullaba a ir a la Iglesia con ellos pa’ empezar el camino de mi salvación, cansada y ansiosa por regresar a mi lectura que era mucho mas interesante que una conversación sobre ir a tomarle el café a Diosito le pregunté muy amablemente si era cierto que todos éramos hijos de Dio, ella con los ojos brillando me contestó que siiiii por supuesto que todos éramos hijos de Dio, entonces sin darle tiempo a continuar le solté: si todos somos hijos de Dio y él entonces es nuestro padre, todavía no entiendo por qué tengo que ir a la Iglesia, no entiendo por que necesito a una tercera persona o ir a otro lugar pa’ hablar con mi padre, sencillamente hago como siempre hice, cada vez que necesite hablar con mi padre voy directamente a El y le hablo, ¿o acaso usted pa’ hablar con su padre llamaba algún vecino? Ella enseguida empezó a negar con la cabeza y a decirme que no era así de fácil, que todos necesitábamos entender claramente la palabra de Dio y que a veces necesitábamos que no las explicaran porque éramos seres pecadores… ahí la interrumpí y le dije: sí señora, si es fácil, Dio es nuestro padre y sabe como todo padre que nosotros sus hijos no entendemos todo lo que nos explica y enseña porque estamos constantemente creciendo y aprendiendo, así que como buen padre buscará la manera de enseñarnos a entender y aprender, y desde que el mundo es mundo los padres no han necesitado de otras personas pa’ criar a sus hijos, hablarles y enseñarles. Y en caso de que eso suceda, que algún hijo tenga incapacidad pa’ entender a su padre o su padre de explicarle a algún hijo, y necesiten de otras personas pa’ hacerlo, siento decirle que yo no soy de esos hijos incapacitados. Yo entiendo perfectamente a Dio mi padre y cada vez que quiero hablar con él y él quiere hablar conmigo lo único que necesito es escucharlo y hacerme escuchar, así que por favor le agradecería infinitamente que no siguiera invitándome a su Iglesia porque yo no creo en las Iglesias sino en Dio, y El gracias a Dio siempre está conmigo donde quiera que estoy en su infinita paciencia, algo que desgraciadamente yo no tengo y por eso muchas veces pierdo la paciencia y termino siendo muy grosera con quienes quieren guiar mi vida y controlarme como quiere hacer Ud., además yo ya estoy salvada y es usted quien debe preguntarse si realmente con tanta Iglesia y lectura de la Biblia ustedes están salvados. Hice una pausa pa’ respirar y cuando mi ex vecina fue a hablar le pedí disculpas porque tenia los frijoles en la candela, una excusa que siempre sirvió de mucho en Cuba cuando la del CDR nos jodía demasiado, y después de la excusa salí corriendo pa’ la casa a seguir leyendo.
Ayer domingo la amiguita de Carola regresó por la tarde porque otra vez la lluvia nos jodió la piscina y nos mantuvo encerrados en casita. Cuando le abrí la puerta di gracias a Dio que por lo menos Carola no pagará con la enemistad de sus amiguitas las impertinencias de su loca madre, aunque si me fijé que esta vez no vino mi ex vecina a traer a su hija sino que la mandaron con el padre que sólo da el saludo muy educadamente y se pierde. No quise cuestionar, pero en silencio agradecí a Diosito por hablarle alto y claro a mi ex vecina pa’ que no siguiera jodiendome mas con su Iglesia y las lecturas de la Biblia. Por el momento igual no canto victoria, porque ya dije que mi ex vecina tiene algún cruce genético con ladilla eléctrica en culo mojado y presiento que es como los Testigos de Jehová que vuelven y vuelven a tocarte la puerta los domingos temprano esperanzados que en algún momento te agarrarán dormido y les dirá que siiii que quieres convertirte… ¡ojalá que no porque ya le advertí que no tengo paciencia y realmente yo quisiera que Carola siguiera teniendo amiguitas en el barrio con quien jugar las tardes aburridas de lluvia!... digo yo.

6 comentarios:

  1. Ja,ja,ja,ja…Me ha pasado,doble…Y si no quieres que sea como ladilla en culo mojao,tendras que venir con nosotras a la proxima clase del sabado,que quiero que conozcas a estos maestros y la academia,mas te vale…ademas que no puedo vivir lejos de ti ,mas de dos domingos...

    ResponderEliminar
  2. Yovi, super bueno! Me encantó, tú sabes, creo que casi todo el mundo ha vivido un acoso de este tipo, yo terminé una vez diciéndole a una de estas salvadoras que yo era adorador del diablo!!! Porque tenía su cruce de lo que tú dices y me exasperaba!!! Si te vuelve a molestar, dale la dirección de tu blog! jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja si sería una buena idea recomendarles mi blog!!! Gracias Arielito por leerme!!!

      Eliminar
  3. Playing or success on this recreation doesn't imply future success at ‘real money’ playing. Caesars Slots doesn't require cost to entry and play, nevertheless it additionally allows you to purchase digital items with actual money inside the sport. You can disable in-app purchases in your device’s settings. You may require an web connection to play Caesars Slots and entry its social features. You can even discover more 메리트카지노 details about the performance, compatibility and interoperability of Caesars Slots in the above description.

    ResponderEliminar